Año difícil ante alza de precios el 2011

Urge ajustar la política económica y social y reactivar el mercado interno.

Lamentablemente, las expectativas económicas para el 2011 no aseguran el cumplimiento de los buenos deseos, sostuvo el senador Manlio Fabio Beltrones Tenemos el riesgo de que el alza de precios básicos que se viene registrando desde el año pasado amplíe la pobreza y el hambre en los hogares. Por ello, urge ajustar las políticas públicas de orden económico y social, a fin de reactivar el mercado interno, mejorar la gestión del gasto público e incentivar la generación de empleos de calidad.

El Gobierno Federal no puede permanecer insensible ante el hecho de que en cerca de 20% de los hogares hay niños y adolescentes que padecen hambre, y debe evitar que ésta se extienda hacia una sociedad cada día más agraviada, señaló el senador Beltrones en un encuentro con integrantes de la Liga de Economistas Revolucionarios. En el decenio pasado el precio de la tortilla, el azúcar y la luz de uso doméstico se triplicó, y siguen aumentando, mientras que los empleos formales que se han generado son eventuales y de bajo ingreso; la actividad económica sigue por debajo de los niveles de 2008.

Ante la incertidumbre de la recuperación de la economía de Estados Unidos, tenemos que utilizar todos los instrumentos que permitan la reactivación del mercado interno: reforzar la implementación de los proyectos del programa nacional de infraestructura y cumplir con la construcción de la nueva refinería; facilitar el crédito para la industria nacional, que ahora concentra el gobierno; acelerar la liberación de  los fondos de fomento agropecuario, así como el diseño y aplicación de una política industrial y de competencia.

Al ingreso extraordinario que este año habrá de percibir el gobierno federal por el alza en el precio internacional del petróleo, debe corresponder una gestión transparente y eficaz del gasto público y los programas sociales, a fin de revertir la tendencia  a la ampliación de la pobreza y el hambre como consecuencia del alza en los alimentos y otros productos básicos, concluyó el senador Beltrones.

-o0o-