21-11-2015

XXXV Consejo Político Nacional

Muy buenos días a todos quienes nos escuchan.

Quisiera comentarles algunos acuerdos muy importantes que  realizamos recientemente en el Consejo Político Nacional del PRI, todo para ponernos al día y evolucionar como una organización política que debe estar siempre al servicio de la sociedad.

Destacadamente quisiera mencionar que los priistas hemos decidido abrir nuestro partido a los ciudadanos que simpaticen con nuestro ideario, para que puedan ser nuestros candidatos, en el caso específico de que superen a otros aspirantes internos en encuestas de opinión, o tengan una muy bien ganada fama pública y una reputación incuestionable.

No obstante queremos decirlo: en el PRI valoramos la militancia y el valor de la unidad y cohesión interna, porque es una de nuestras fortalezas sobre otros partidos políticos, pero estamos conscientes de que la ciudadanía espera que seamos receptivos a sus inquietudes y asumamos sus causas y reconozcamos sus liderazgos, todo para enriquecer la calidad de nuestra representación popular.

Otro acuerdo que adoptamos está relacionado con nuestro compromiso con la ley y el Estado de derecho, como el partido de la legalidad que somos. Seremos muy escrupulosos al seleccionar a nuestros candidatos a puestos de elección popular, es por eso que habrá una comisión que estudie sus antecedentes para verificarlos y que profundizará en las investigaciones cuando haya indicios de conductas reprobadas por nuestro Código de Ética Partidaria o  denuncias de algo que esté fuera de la ley.

Nos cercioraremos de que en nuestras campañas no se infiltren recursos de procedencia ilícita, ni existan vínculos con organizaciones delictivas, lo que marca una diferencia sustantiva con otras fuerzas políticas.

Un tercer acuerdo fue garantizar la paridad de género en los procesos electivos de candidatos a diputados locales y ayuntamientos. Con esto, en todas las figuras de representación colegiada se garantiza el acceso de las mujeres en condiciones de equidad con los hombres.

Con estos acuerdos, nuestro partido comienza un gran esfuerzo de renovación interna para que siga siendo el partido de la transformación nacional y de la mayoría de los mexicanos.

También nos confirmamos como una opción confiable que abre el partido a la sociedad, que adopta medidas para protegernos de la infiltración del crimen organizado y que garantiza la equidad de género sin simulaciones.

Solo así enfrentaremos los procesos electorales del año próximo y los subsecuentes, con un priismo fortalecido, unido y en constante evolución para que las cosas buenas sigan ocurriendo.

Muchas gracias y hasta pronto.

—000—