Una ley laboral que no riña con los derechos constitucionales

 

 

Pregunta.- ¿Se aprueba la reforma laboral esta semana?

 

Respuesta.- El día de ayer la Comisión del Trabajo tuvo una primera reunión y se declaró en sesión permanente. Confío que el esfuerzo de diálogo político nos lleve a construir un dictamen que pudiera ser sujeto de discusión y posible aprobación esta misma semana.

 

P.- ¿Hay el ánimo de que el Presidente Calderón promulgue su iniciativa preferente en esta materia?

 

R.- El ánimo que tenemos es el de darle a México una reforma laboral que le permita recuperar el crecimiento que perdió en los últimos 12 años y salir de la mediocridad.

 

P.- ¿Hasta qué punto están dispuestos a negociar? Ayer el PAN hablaba de una nueva redacción ¿Ustedes están dispuestos a eso?

 

R.- Claro que sí y a todo aquello que nos acerque a lo que le convenga a México. El Grupo Parlamentario del PRI está dispuesto a hacer una negociación; lo que buscamos es el librar esta última negociación de posiciones radicales e inconvenientes para el país.

 

Creo que la flexibilidad que ya le dimos a la ley para la contratación, también debe estar en otros aspectos, en donde nosotros mostremos la mejor de las voluntades para acordar.

La política tiene que hacer su trabajo, y ese trabajo es encontrar un acuerdo, en donde todos nos veamos reflejados.

 

P.- ¿Pero hasta qué punto están dispuestos ustedes, principalmente del artículo 371?

 

R.- Claro que sí. Nosotros, como Grupo Parlamentario del PRI, estamos –desde hace tiempo– proponiendo que exista el voto libre, directo y secreto. Pero no como la única modalidad impuesta, porque no conozco algo más antidemocrático que querer imponer una sola modalidad de elección.

 

Esto no sucede en ningún otro lugar. Les voy a poner un  ejemplo: es como si intentáramos poner en el Código Civil que  los órganos civiles como el Club de Leones, el Club Rotario o algunos otros representativos de la sociedad, deben  tener un proceso de elección único, lo cual es francamente injerencista.

 

Lo que buscamos es que esta ley no riña con los derechos constitucionales y con la convencionalidad. Estamos dispuestos a buscar una nueva redacción que nos acerque a una conclusión.

 

P.- ¿Y el artículo 388 bis es rescatable todavía o ese no transita para el PRI?

 

R.- En lo personal, creo que el 388 bis en la redacción que ha sido enviada en la minuta, no garantiza la estabilidad laboral, que es uno de los preceptos que el Grupo Parlamentario del PRI quiere asegurar vaya en esta reforma, porque de no ser así, todo lo bueno se echa a perder.

 

Estamos en la mejor disposición de buscar un acuerdo con las otras fuerzas políticas, a fin de que todos nos veamos reflejados, que este procedimiento tenga estabilidad laboral. Eso es lo que va a garantizar que sea una buena reforma.

 

P.- El presidente del Consejo Coordinador Empresarial dice que ya les planteó a ustedes una nueva reacción, ¿sí se la hicieron llegar, para limitar el 388?

 

R.- El presidente del Consejo Coordinador Empresarial es un digno representante de una organización, pero no es legislador. Espero que los legisladores concluyan su tarea de manera autónoma.

 

P.- ¿Han pensado mandar a promulgar únicamente los artículos en los que ya están de acuerdo?

 

R.- No es posible llevarlo a cabo, por lo que señala el Artículo 72 Constitucional en su Fracción E; solamente se podría hacer en una segunda revisión la Cámara de Senadores.

 

P.- ¿Usted comparte esta visión del presidente de la Mesa, sobre desaparecer el Consejo de Transparencia, puesto que genera muchos gastos?

 

R.- A mí lo que me llama la atención es conocer que cargos honoríficos estén buscando que se les pague por proyecto, es como un “pay-per-view”, de tal suerte que tenemos hacer consideraciones alrededor de lo que puede ser el funcionamiento verdaderamente sano de parte de esta Comisión.

 

En lo personal creo que la Contraloría de la Cámara de Diputados debería hacer este trabajo, en lugar de burocratizar tanto el ejercicio legislativo.

 

P.- Nada más quisiera conocer su opinión respecto a la elección en Estados Unidos, lo cual es una relación estratégica para el país y determinante hasta cierto punto, porque comparten más de 3 mil kilómetros de frontera.

 

R.- Creo que no nada más nosotros, sino buena parte del mundo está observando las elecciones en los Estados Unidos y sobre todo sus conclusiones.

 

Espero que no obstante una ley electoral tan poco perfecta, el pueblo americano, de los Estados Unidos, logren resolver este asunto con soberanía y autonomía.

 

En verdad llama mucho la atención que sea posible que gane no quien más votos obtenga, sino quien más delegados tenga; pero es un procedimiento que de manera autónoma y soberana se han dado una ley electoral en los Estados Unidos. Nosotros estaremos muy atentos a ver los resultados.

 

P.- ¿Qué le conviene a México, la continuidad de los demócratas en la presidencia, en la Casa Blanca o…?

 

R.- A México le conviene una buena relación con los Estados Unidos, qué importa que el Presidente surja del Partido Demócrata o del Partido Republicano.

 

P.- ¿…un republicano o un demócrata?

 

R.- A México lo que le conviene es una buena relación con el gobierno de los Estados Unidos, por su vecindad y por las razones históricas, qué importa si es demócrata o republicano.

 

P.- Según Miguel Osorio Chong, el nuevo gobierno va virar la estrategia contra el crimen y se enfocará en atacar el poder financiero de los grupos criminales. ¿Esto satisface la demanda del Congreso, de virar?

 

R.- Al Congreso lo que le conviene es que el próximo gobierno dé mejores resultados en materia de seguridad, que el gobierno que ya se va.

 

Gracias.

 

—000—