01-04-2016

Toma de protesta en el CDE del PRI-Jalisco

Muy buenas tardes, amigas y amigos de Jalisco.

Hoy venimos aquí –como les comenté anteriormente– no a presenciar un cambio, un relevo, en el Comité Directivo Estatal del PRI en Jalisco, sino a darle continuidad a un esfuerzo que se llevó a cabo para después de 18 años regresar al compromiso y a la responsabilidad de gobernar este estado, de hombres recios y de mujeres inteligentes y hermosas.

Este estado en donde existe un gran vigor –ese vigor del que les hablaba hace un momento el gobernador del estado– y que se reconoce a nivel nacional. ¿Cómo ocultar, cómo no ver que en todos los índices nacionales encontramos un Jalisco con más empleo, con más seguridad y, sobre todo, con más inversión para generar grandeza?

Lo decía bien el Coco Velázquez hace un momento, y hablaba de la responsabilidad que están asumiendo él y Mariana, y esto no es simplemente buscar en el futuro, decía el Coco en responsabilidad junto con Mariana.

No se trata solamente de ganar elecciones. En el PRI lo que vemos es una actividad político-electoral que nos permita ganar y después gobernar mejor. Y de eso se trata, de eso es de lo que habla mi amigo el gobernador Aristóteles Sandoval.

Él sabe perfectamente bien lo que es cumplir una responsabilidad, atender, ganar elecciones, gobernar y presentar resultados. Hoy su partido le hace un reconocimiento, con respeto, al trabajo que lleva a cabo el gobernador Aristóteles Sandoval.

Y lo hace saludando a nuestros amigos ex gobernadores, tanto a Guillermo Cossío, a Flavio Romero, a Carlos Rivera; lo hace convencido –sobre todo ante sus presidentes municipales, sus diputados federales, sus diputados locales, de todos y cada uno que hoy están aquí con su partido mostrando lealtad y solidaridad– de que el compromiso es con el futuro.

El compromiso del PRI es con un buen gobierno, y un gobierno de resultados. Y hay que verlo, como bien lo señalaba el Coco –decía hace un momento– que lo hace con lealtad.

Es la lealtad que le permitió ver por muchos años que venían dirigencias del Comité Directivo Estatal en donde él podía participar pero no estar al frente, y con paciencia, esmero y, sobre todo, con responsabilidad, ha esperado su momento.

Pero le digo aquí, frente a lo mejor del priismo, frente a todos y cada uno de ustedes, quienes están al frente, quienes están atrás, quienes están siempre presentes: la lealtad, Coco, tiene un corazón tranquilo, y eso es lo que nosotros procuramos dentro del PRI.

Más allá de aquellos que pueden ir una vez y otra vez, por oportunismo puro, de un lugar a otro, nosotros permanecemos siempre con la vista puesta en la responsabilidad y, sobre todo, en el amor que le tenemos a Jalisco y a México.

Hoy venimos aquí, con ustedes, a darle un relevo al partido, que forma parte también de un relevo con un entreveramiento generacional.

Coco y Mariana vienen a ser una fórmula que permitirá con un Comité Directivo Estatal darle buenos resultados a nuestro partido y mejores resultados a Jalisco.

Lo decimos aquí, saludando a las dirigencias nacionales de la CNC, de la CROC, de la CNOP, de la CTM, de cada uno de ustedes.

Saludo a los liderazgos locales de la CTM, de la CROC, de cada uno de los responsables que están en cada una de las trincheras que nos permiten a nosotros ser sólidos defensores de las causas populares, que la responsabilidad del PRI no tiene tiempo, sino que en el tiempo es como se va confirmando.

No en balde éste es un partido que tiene 87 años, porque ha sabido cambiar. Lo saben perfectamente, hoy que nos acompaña un ex dirigente del Comité Ejecutivo Nacional del PRI, 87 años en la permanencia, y no por una casualidad o accidente.

Son 87 años porque hemos sabido transformarnos, porque hemos sabido cambiar, porque hemos sabido ver el futuro, porque hemos reconocido en nosotros mismos el potencial que tenemos en el relevo generacional.

Les hablamos de cómo en el 2012 le pedimos a México y a Jalisco que nos dieran una nueva oportunidad de estar al frente de los destinos del país y del estado.

Así, en una campaña en la que venimos muchos de los priistas a acompañar a Enrique Peña Nieto y a Aristóteles Sandoval, vimos los compromisos que se fueron haciendo con el país y con el estado.

Y hoy podemos decir, a cuatro años de distancia, que se ha cumplido, y se ha cumplido bien. ¿Cómo ignorar lo que ha sucedido en el país en cuatro años? Difícil podría ser.

Vamos, México en cuatro años –habrá de reconocer en el tiempo y en los años por venir– ha pasado del Siglo XX al Siglo XXI, con reformas completamente de fondo, que también están haciendo que las vidas de nosotros también.

Una reforma laboral que ha permitido con mayor facilidad hacer crecer el empleo, o una reforma en telecomunicaciones que les ha permitido a todos ustedes, a quienes están usando ahorita los teléfonos, hacerlo con mayor facilidad, más cómodamente y más barato; que nos permite comunicarnos a todos y cada uno de nosotros, como lo podría hacer cualquier ciudadano en el mundo, con facilidad y, sobre todo, a buen precio.

Una reforma en materia de competencia económica que nos permite acabar con monopolios y, a partir de ello, tener una vida más barata.

Una reforma en materia de carácter político o energético que nos permiten ser más competitivos.

Pero todo eso hay que cuidarlo, todo eso hay que fortalecerlo, todo eso hay que vigilar que se cumpla hasta sus últimas consecuencias. Para eso son –como lo dijo el gobernador Sandoval– los gobiernos, y no gobiernos que se encariñen –como también lo dice– con el escritorio: gobiernos que salgan a estar cerca de la gente, aquellos que puedan hacer que la gente nos vea como los mejores gobiernos.

Hoy vemos a algunas figuras que lo único que buscaron en unas elecciones es ganar, pero no saben gobernar. Y entonces recuerdo perfectamente bien la sentencia de un buen amigo nuestro, ausente, como Luis Donaldo Colosio, citaba constantemente y decía: el poder desgasta, pero lo que más desgasta es no poder. Y hoy hay algunos gobiernos, aquí en los niveles locales y en otras partes, que procuraron ganar, pero que no están dando resultados, que no han podido.

Hoy el PRI hace un compromiso y es renovarse para avanzar, hacerlo no nada más con las edades, sino con la actitud, porque recordemos perfectamente que solamente se envejece cuando se pierde la audacia. Y hoy, la audacia está de nuestro lado, está del lado de un PRI motivado, que sabe entreverarse generacionalmente, que sabe avanzar, que sabe hacer los cambios y transformar, y por eso es que somos el partido histórico y el más fuerte del país, y así nos vamos a seguir conservando.

Hoy, hay que vivir para hacer política, no vivir de la política. Hoy hay que fundamentar perfectamente cuáles son los deseos para avanzar, por eso venimos a Jalisco, venimos a un estado que ya es grande, pero que le ha dado mucho a México.

Y les decimos aquí frente a su clase política, frente a todos aquellos que han ayudado a hacer este estado la mejor entidad en la República Mexicana, aquel estado que nos ha proveído de muchos cuadros políticos que hoy tenemos actuando dentro del Comité Ejecutivo Nacional, no en balde, buena parte de su capital político hoy se encuentra ayudándonos en diversas entidades.

La experiencia y la lealtad de ustedes está en Zacatecas en donde tenemos a Paty Retamoza como delegada del partido; lo tenemos en Aguascalientes, donde está Abel Salgado también como delegado del partido; lo tenemos en Baja California, en donde tenemos como delegado del Comité Ejecutivo Nacional a Leobardo Alcalá; lo tenemos a nivel regional con Eugenio Ruiz Orozco, en varios estados de la República; lo tenemos en Guanajuato, donde Antonio Lugo es el delegado del CEN; y lo tenemos sobre todo con una presencia sumamente sólida en el Comité Ejecutivo Nacional, con el senador Arturo Zamora, quien es nuestro secretario de Acción Electoral.

Vamos, Jalisco no está nada más en nuestro pensamiento, sino en nuestro corazón, en el corazón del Comité Ejecutivo Nacional, y por eso este CEN hoy viene a decirles que Jalisco le ha dado mucho a México, pero México le debe mucho más a Jalisco, y por eso: Que viva Jalisco y viva el PRI en Jalisco.

Muchas gracias.