Reforma en materia de Justicia para Adolescentes

•   Se faculta al Congreso de la Unión a expedir una legislación única en el tema

•   El objetivo es contar con un sistema integral, homogéneo y especializado para el tratamiento de los menores

•   El respeto de los derechos humanos, la presunción de inocencia y los juicios orales guían la reforma

•   Es indispensable considerar el entorno social en los sistemas de reinserción  y tratamiento de los menores asociados con hechos delictivos

•   Se superaron diferencias y se aprobó la reforma sin votos en contra

•   El GPPRI continuará honrando los acuerdos parlamentarios para el desahogo de pendientes

La reforma constitucional que faculta al Congreso a expedir una legislación única de justicia penal para adolescentes, representa un paso trascendental en la modernización de nuestro sistema de justicia y de ello da cuenta el que se haya aprobado sin ningún voto en contra, afirmó el coordinador de la bancada del PRI en la Cámara de Diputados, Manlio Fabio Beltrones, en la reunión semanal de evaluación con los vicecoordinadores de su fracción.

Se trata de un logro adicional de los acuerdos bicamerales que construimos con los diferentes grupos parlamentarios para mantener la productividad legislativa y desahogar los temas relevantes de la agenda de transformación nacional, expresó a sus compañeros de bancada.     

Con las reformas de los artículos 18 y 73 de la Constitución será posible establecer un sistema integral de justicia para adolescentes homogéneo en todo el país, en sintonía con los acuerdos internacionales que México ha suscrito y apegado también a la transformación del sistema procesal que establece los juicios orales a partir del 2016.

Esas bases constitucionales establecen los criterios generales de una ley reglamentaria que deberá elaborarse para construir un sistema especializado de justicia y tratamiento de los menores de edad, de 12 a 18 años, en las 32 entidades del país, con base en el respeto de los derechos humanos y el reconocimiento del entorno social. El objetivo es diseñar un sistema eficaz de reinserción social de los menores que sustituya a los sistemas actuales que, muchas veces, alientan las conductas antisociales en vez de inhibirlas. Se trata de que los adolescentes asuman sus responsabilidades y tengan opciones de vida ajenas a las conductas delictivas. Adicionalmente, la reforma establece que los menores de doce años sólo podrán ser sujetos de asistencia social cuando participen o se involucren en hechos considerados delitos.

A la reforma constitucional de justicia para adolescentes, que pasará a consideración de las legislaturas locales, se añaden otras reformas aprobadas en la semana anterior, como las correspondientes a la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos y la Ley de Ahorro y Crédito Popular, entre otras, que hablan del valor de los acuerdos parlamentarios y de la colaboración institucional entre ambas cámaras del Congreso del Unión para seguir generando resultados que benefician al país, y así debemos continuar trabajando en la semana final del presente periodo ordinario de sesiones, conminó Beltrones a sus correligionarios.  

                                                                     -o0o-