Quitamos lastres burocráticos a Pemex y CFE

Da click aquí para escuchar y descargar el audio del comentario del diputado Beltrones: http://beltron.es/5lof0

Buenos días a todos ustedes quienes nos escuchan:

El día de ayer, la Comisión Permanente del Congreso de la Unión convocó a un periodo extraordinario a la Cámara de Diputados con el fin de concluir la aprobación de la normatividad reglamentaria de la Reforma Energética.

Es así que sesionaremos a partir del próximo lunes 28 de julio hasta agotar el análisis y la votación de los cuatro dictámenes que ya fueron aprobados en la Cámara de Senadores, además de las leyes que son facultad exclusiva de los diputados.

Es importante comentar que no se trata de una reforma para afectar o despojar a nadie, sino para consolidar al país como una potencia energética, promover el desarrollo y la competitividad de la industria nacional y tener precios accesibles de luz y gas natural.

La reforma asegura en todo momento la propiedad nacional de los hidrocarburos y concilia el derecho de todos los mexicanos con la garantía de la propiedad privada y social de la tierra, para que los productores agrícolas y ganaderos obtengan beneficios justos de las actividades que se realicen en sus propiedades. 

Es una reforma que sustituye el modelo recaudatorio que regía a Pemex, con otro promotor de la inversión y el empleo. Es cambiar el paradigma, no usar el petróleo simplemente para financiar el presupuesto, sino usar el petróleo para generar energía barata, y con esto tener más inversión y empleo.

Junto con la Comisión Federal de Electricidad se le dota –tanto a Pemex como a ella–  de facultades e instrumentos que les permitirán transformarse en empresas productivas del Estado capaces de competir con las empresas privadas de origen nacional y extranjero. 

De ninguna manera –hay que decirlo de manera contundente– se privatiza Pemex o la CFE, sino que se les quitan lastres burocráticos y se les dota de autonomía y capacidad de gestión corporativa para que sean más eficientes en el marco de un sólido régimen de regulación energética, y con la garantía de seguridad industrial y protección del medio ambiente.

Vamos, se trata de una reforma que asegura la transparencia en la asignación de contratos en el futuro y, a la vez, obliga a que se incluya un porcentaje de contenido nacional para impulsar a los empresarios y a las industrias nacionales de modo que éstas puedan participar de los beneficios de la modernización del sector energético y ofrecer mejores empleos a nuestros jóvenes técnicos y profesionistas.

En síntesis, el propósito básico de esta reforma es beneficiar a nuestra gente, impulsar el desarrollo y la competitividad nacional y garantizar la seguridad energética.

Estamos preparados y cumpliremos con esa responsabilidad en beneficio de México. Pueden estar seguros de ello.

Muchas gracias.

—000—