31-03-2016
Delincuencia

Queremos una metrópoli del siglo XXI que tiene que asegurar sustentabilidad

Muy buenos días Juan Manuel, buenos días a todos quienes nos escuchan.

Como ustedes saben el próximo 5 de junio los capitalinos vivirán una jornada muy especial, pues van a elegir a 60 de los 100 diputados que integrarán la Asamblea Constituyente de la Ciudad de México.

Todo esto es con motivo de la reforma constitucional que modificó el anterior estatus del llamado Distrito Federal por el de entidad federativa número 32 de la República, que hoy se llama Ciudad de México, pero conserva su carácter de capital nacional y es sede de los Poderes de la Unión.

Este constituyente debatirá y aprobará la Constitución de la Ciudad de México, que será la norma fundamental para la convivencia de los capitalinos de aquí en adelante, en un proceso sin parangón en nuestra historia reciente.

Es una tarea de enorme responsabilidad, todo para dar un gran salto en la democratización de nuestra capital.

Para el PRI, el reto es pensar en la Ciudad de México que queremos para el siglo XXI.

Con esa óptica, tenemos que concebir instituciones que respondan a su condición de megalópolis, tanto para asegurar gobernabilidad, como para resolver los temas que más afectan la vida de los ciudadanos, y éstos son: seguridad en las calles y en sus hogares, acceso a la justicia, transporte eficiente, protección del ambiente y dotación eficiente de servicios, señaladamente el agua, entre otros temas de gran importancia.

Vamos, en el PRI buscamos crear una ciudad moderna, que tenga todos los derechos y todas las libertades, donde se requiere de más amplios espacios de participación ciudadana en la definición de los asuntos públicos, sin el clientelismo electoral que muchas veces limita o desnaturaliza esa participación y al que han acudido las últimas administraciones.

Queremos una metrópoli del siglo XXI que tiene que asegurar sustentabilidad.

En el PRI también proponemos Internet para Todos, porque pensamos en un México totalmente integrado a la revolución de este siglo, la Revolución digital, y estamos convencidos que la Ciudad de México tiene que ir a la cabeza de ese esfuerzo.

Vamos, un internet para todos significa más igualdad para todos, esto es la lucha en contra de la desigualdad y es darle acceso a internet a todos nuestros niños, nuestros jóvenes para su educación.

Por ello nos declaramos listos para participar en la Asamblea Constituyente con candidatos y candidatas de distintas generaciones que combinan conocimiento jurídico, experiencia política y juventud, en un equilibrio que busca ganar la confianza ciudadana para impulsar propuestas de avanzada.

Porque queremos que las cosas buenas pasen en la nueva Ciudad de México, nos declaramos listos para el Constituyente, que le dará a la Ciudad de México una nueva normatividad.

Muchas gracias.