Presupuesto 2015 generará bienestar y crecimiento

•    Inversión en infraestructura para detonar el desarrollo regional

•    No se rebasará el límite del déficit previsto

Los diputados del grupo parlamentario del PRI impulsarán un presupuesto de egresos que apoye con firmeza la economía de las familias, especialmente en las zonas de mayor pobreza, al mismo tiempo que se alientan el empleo, el crecimiento y la competitividad del país, expresó el diputado Manlio Fabio Beltrones ante los vicecoordinadores de su fracción, a quienes conminó a concluir bajo esos criterios y en el tiempo previsto el análisis del Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación 2015, enviado por el Ejecutivo federal a la Cámara de Diputados.

Nuestro compromiso es que el Presupuesto de 2015 responda con sensibilidad y eficacia a las demandas sociales y a los principales retos de la nación, señaló el también presidente de la Junta de Coordinación Política al recordar que el PRI es particularmente sensible a la situación que viven algunos sectores de la economía, como el rural. El año próximo será prioritario atender los problemas del campo ante un panorama de precios marcadamente bajos de sus productos, lo que requiere apoyar a los agricultores.

Respecto a los temas de educación y salud -dos preocupaciones fundamentales de la población- recordó el compromiso de aprobar un presupuesto que fortalezca los servicios públicos de salud e instrumentar la reforma educativa, en particular la capacitación de los maestros.

Un tema que recibirá especial atención es el desarrollo de la infraestructura de desarrollo regional, con obras que detonen la actividad industrial y el empleo. En el marco de un federalismo articulado, se impulsarán proyectos con visión de largo plazo que den conectividad a México e incentiven el crecimiento económico. Se pondrá especial atención en la conclusión de obras pendientes y en los compromisos que se han hecho desde hace años para superar las desventajas de algunas regiones del país, afirmó el diputado sonorense.

Esperamos que antes del límite del 15 de noviembre que fija la ley, estemos en el pleno votando el nuevo Presupuesto de Egresos de la Federación para el 2015, con responsabilidad y en un entorno de solidez de las finanzas públicas, pues se respetará el límite al déficit público marcado en la Ley de Ingresos, el cual no deberá ir más allá del uno por ciento del PIB. Ello contribuirá a la estabilidad macroeconómica y a consolidar la recuperación del crecimiento y el empleo, concluyó el líder parlamentario.

                                                                     -o0o-