Por la iniciativa preferente tendremos reforma laboral

No. 008

  • La iniciativa preferente no admite cambios constitucionales
  • Se abre un horizonte inédito de diálogo entre poderes

En virtud de que la iniciativa preferente fue aprobada dentro del paquete de la reciente Reforma Política, confiamos en que el proceso legislativo correspondiente a la reforma laboral continúe avanzando hasta lograr su aprobación, conforme a la legalidad y el marco constitucional, sostuvo el diputado federal Manlio Fabio Beltrones, en reunión de evaluación con legisladores integrantes del Grupo Parlamentario del PRI.

 

Es pertinente destacar la agilidad con la que la iniciativa preferente del Ejecutivo federal está permitiendo abordar un asunto prioritario de la agenda nacional como la reforma laboral, de manera tal que esta semana tendremos un dictamen y será posible presentarlo ante el pleno de la Cámara de Diputados para su eventual aprobación, antes de concluir el plazo de treinta días establecido por la Constitución y  después de haber enriquecido la reforma del Ejecutivo en la Comisión de Trabajo y Previsión Social, una vez escuchada la voz de los distintos grupos parlamentarios.

 

Tal como establece la Constitución, este nuevo instrumento legislativo que es la iniciativa preferente no admite cambios de orden constitucional. Por lo tanto, habremos de aprobar las modificaciones a la Ley Federal del Trabajo que tienden a modernizar las relaciones laborales y fomentar la creación de empleo, pero no las que impliquen cambios a la Constitución. En consecuencia, cualquier cambio al artículo 123 constitucional y aspectos como el derecho de huelga o la autonomía sindical están descartados por razones de legalidad y, además, de principios que sostiene nuestro grupo parlamentario.

 

Tenemos presente el acuerdo parlamentario que ha permitido a la actual legislatura abordar con rapidez y responsabilidad la iniciativa preferente del titular del Ejecutivo Federal en materia laboral, sin menoscabo del derecho que, sin duda, asiste a quien disienta de este proceso legislativo de acudir a otra instancia para hacer valer su razón.

 

No perdamos de vista la urgencia de modernizar el régimen laboral para volver a crecer y generar empleos formales. La aprobación de la reforma laboral por la vía de la iniciativa preferente abre un horizonte inédito de diálogo entre los poderes públicos y de un funcionamiento eficaz de las instituciones en beneficio de México, concluyó el coordinador parlamentario del PRI.

 

-o0o-