19-05-2016

Darle estabilidad a los estados y con eso al país: Objetivo de Campañas

Muy buenos días a todos quienes nos escuchan.

En estas últimas semanas de intensa competencia y mucha propaganda electoral, resulta pertinente que los ciudadanos sepan lo que cada partido propone para resolver los problemas y dar resultados, así como es muy importante que conozcan la experiencia y la trayectoria de los candidatos que están solicitando su voto, ya que se trata de una decisión muy trascendente en lo individual y para la vida colectiva.

Podríamos decir que cerca del 40% de la población del país en edad de votar acudirá a sufragar el próximo 5 de junio en 14 entidades, incluida la Ciudad de México.

En el PRI, a lo largo de estos meses –es importante que lo sepan– realizamos un intenso trabajo de diálogo interno entre nuestros simpatizantes, los militantes, todos aquellos que están interesados en identificar, primero, el proyecto de gobierno que ofrecemos a los electores en cada entidad y, luego, quienes son candidatos idóneos para concretarlo en beneficio de la población y del país.

Es por ello que dialogamos ampliamente, escuchamos, debatimos, contrastamos y, al final, nos hemos puesto de acuerdo en la gran mayoría de los casos.

Pero con todo y ello, a veces los candidatos pueden fallar, pues los partidos no somos infalibles y en ocasiones es necesario rectificar. Es lo que pasó hace unos días en Tamaulipas, donde el PRI solicitó el retiro del registro oficial de tres de sus candidatos a las presidencias municipales de Hidalgo, Mainero y Villagrán.

Dijimos que preferíamos quedarnos sin candidatos que hacer oídos sordos a los serios cuestionamientos sobre su conducta, ya que, de una u otra forma, pudieron estar presionados por algunos grupos que actúan al margen de la ley en esa zona, para rendirse y apoyar a un candidato de otro partido político. Como esa, hemos tomado varias decisiones.

Por ello, los partido políticos debemos asegurarnos de que esta contienda al final privilegie las propuestas y se aleje completamente de las campañas sucias. Esto no quiere decir que no se conozca lo que son la vida, las obras, o las historias que puedan acompañar a cada uno de los candidatos de los distintos partidos políticos; pero, por ello, habrán de responder cada uno de los postulados.

Los partidos políticos lo que hemos hecho es identificar quiénes eran los personajes que se podrían acercar más a la posibilidad de ser bien votados, de obtener la confianza de la población.

Por eso en el PRI nos hemos cuidado de postular a las mejores, a los mejores, a aquellos que estamos seguros que pueden pasar por esa delgada criba de selección que están haciendo los ciudadanos antes de la votación. Es que los ciudadanos deben de asegurarse de quién queda al frente, y los partidos políticos postular y, en su momento, rectificar y reconocer cuando nos equivocamos.

La fama pública de los candidatos está a la vista de todos, y en el PRI asumimos la responsabilidad de asegurar la integridad de cada uno de ellos y su capacidad de gobierno.

No se trata simplemente de asegurarnos que vamos a ganar las elecciones, sino qué se va hacer después para gobernar y darle estabilidad a los estados y con eso al país.

El compromiso del PRI es actuar siempre con apego a la ley, y en estos días redoblará sus esfuerzos para ganar, celebrar comicios en paz, para así formar gobiernos estables y confiables, que aseguren buenos resultados a partir del próximo 5 de junio, porque queremos que las cosas buenas pasen.

Muchas gracias y hasta pronto.