La consulta popular hace realidad la democracia participativa

·         Su relevancia explica el cuidado en el procedimiento legal

·         Una innovación adicional en la modernización del régimen político

·         Se suma a la iniciativa ciudadana y las candidaturas independientes

La aprobación de la Ley federal de consulta popular amplía los derechos políticos de los ciudadanos y actualiza nuestra democracia con un mecanismo más de participación directa en los asuntos públicos, sostuvo el diputado federal Manlio Fabio Beltrones. Es un paso adicional en la modernización del régimen político, el cual se suma a las innovaciones realizadas con la reglamentación de la iniciativa ciudadana y las candidaturas independientes en el marco de la reforma política constitucional de 2012.

La consulta popular permitirá que los ciudadanos expresen su opinión sobre temas de interés público en votaciones que se realizarán el mismo día en que se celebran las elecciones federales. En caso de contar con el consenso de la mayoría (al menos 40% de los ciudadanos inscritos en el padrón electoral), la autoridad correspondiente tendrá la obligación de atender su resultado, expresó el coordinador parlamentario en la reunión semanal de evaluación con los vicecoordinadores de la fracción del PRI.

La relevancia política de la consulta popular explica el cuidado que se ha tenido en el diseño de los requisitos y procedimientos para su realización. Hemos tratado de asegurar que los temas de trascendencia nacional que se propongan para la consulta nacional cuenten, desde el principio, con un respaldo ciudadano que sea suficientemente representativo de la opinión pública y que este mecanismo de participación directa no anule, sino que efectivamente complemente, las decisiones de la soberanía popular emanadas del Congreso de la Unión.

Sobresale que, en el momento en que se discuten en diversas latitudes las formas de fortalecer la democracia ante el cambio de la naturaleza de la política nacional por el impacto de la globalización y un fuerte reclamo ciudadano de intervenir y supervisar las labores de gobierno, apoyado en el mayor y rápido acceso a la información digital, este gobierno y su grupo parlamentario deciden impulsar las innovaciones en las formas de participación ciudadana con el apoyo de la pluralidad política. Así, se hace realidad la combinación de una democracia representativa y participativa, concluyó el líder parlamentario.

-o0o-