Erradicar la corrupción es una política de Estado

. Ni un peso de deuda a espaldas de la ciudadanía.

. Ratificamos el compromiso con el Sistema Nacional de Integridad Pública

El coordinador del grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional en la Cámara de Diputados, Manlio Fabio Beltrones, aseguró que su bancada tiene el firme compromiso de sacar adelante las medidas que fortalezcan la confianza de la sociedad en sus instituciones, pues una de las exigencias más sentidas de la ciudadanía es erradicar la corrupción como una política de Estado y aumentar la transparencia en el manejo de los recursos públicos y poner fin a las nocivas prácticas de corrupción que se arrastran desde hace varios años.

En una reunión de trabajo con los vicecoordinadores de su grupo parlamentario, el presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados ponderó positivamente las acciones ejecutivas anunciadas en días pasados por el presidente Enrique Peña Nieto en prevención de posibles conflictos de interés de funcionarios públicos. Es muy positivo que estén obligados a presentar una declaración formal al respecto en concordancia con las mejores prácticas internacionales, ya que el formato de la declaración ha sido diseñado con el aval de expertos de la OCDE.

Consideró también una buena noticia que, dentro de la Secretaría de la Función Pública, se cree una Unidad Especializada en Ética y Prevención de Conflictos de Interés, como lo anunció el Ejecutivo federal. Esto ayudará a transparentar la actuación de los servidores públicos a nivel federal. Beltrones aseguró que resulta especialmente positivo que el Ejecutivo federal haya solicitado a la Secretaría de la Función Pública que investigue y resuelva si hubo o no un conflicto de interés en los casos que la sociedad ya conoce ampliamente.

Estas medidas están sustentadas plenamente en el marco legal, ya que el artículo segundo transitorio del decreto que reforma la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, publicado el 2 de enero de 2013, establece que la Secretaría de la Función Pública continuará ejerciendo sus atribuciones conforme a los ordenamientos vigentes en tanto entran en vigor las normas reglamentarias de la reforma constitucional que sustenta el Sistema Nacional de Integridad Pública, en el que trabaja la Cámara de Diputados y que se encuentra prácticamente listo, con un avance de 95 por ciento.

Agregó que los representantes populares están haciendo lo conducente para vigilar el buen uso de los recursos públicos y prueba de ello es la reforma constitucional en materia de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas y Municipios, aprobada por la Cámara de Diputados. Se trata de una reforma de gran alcance que contribuirá a la estabilidad de las finanzas públicas y del sistema financiero, la cual ayudará a generar condiciones favorables para el crecimiento económico y el empleo y evitar abusos de crédito o deuda que suscriban los estados y municipios. El espíritu de la reforma  es que no se contrate ni un peso de deuda a espaldas de la ciudadanía, sostuvo el coordinador parlamentario.

-o0o-