Entrevista al senador Manlio Fabio Beltrones R., realizada en la Sala de Prensa de la Cámara de Senadores

 

 

Pregunta.- ¿Coincide con los opositores de esta reforma, que podría dividir a la sociedad y que segrega a las minorías?

 

Respuesta.- El Senado mexicano, desde hace ya cerca de seis años, no se ha negado a debatir sobre todo los temas que se ponen sobre la mesa y esta no iba a ser la excepción.

 

Siempre de frente hemos argumentado alrededor de muchos asuntos sobre los cuales hemos coincidido y otros más sobre los cuales no hemos coincidido.

 

Hoy se ha discutido en Comisiones Unidas una minuta que llegó de Cámara de Diputados donde se modifica tanto el Artículo 40 Constitucional, como el 24 de la Constitución, en ese orden.

 

El 40 Constitucional en donde se reafirma el Estado laico, que esa es nuestra más profunda convicción; y el 24 Constitucional donde se adecua convenientemente a lo que se dispuso cuando modificamos el 1º Constitucional en materia de Derechos Humanos.

 

Hoy lo que se salvaguarda, no es la libertad de culto, sino la libertad religiosa y también se cuida y se conceptualiza en el 24 Constitucional, la libertad ética y la libertad de conciencia.

 

Todo ello también para garantizar las libertades de aquellos que tienen derecho a no creer, no nada más quienes tienen derecho a creer.

 

Recordemos que esta redacción del 24 viene desde 1824, por cierto, en donde se establecía una única religión que era la católica apostólica y romana, hasta su modificación en 1857 con la Reforma, en donde hay una libertad de culto religioso y que esto evoluciona a una libertad ética, de conciencia y religiosa.

 

Pero el mismo Artículo 24 queda reforzado; se prohíbe que los cultos religiosos, ya sea que se lleven al aire libre o en lugares específico, puedan ser utilizados con fines políticos proselitistas.

 

Creo que los dos artículos quedan perfectamente bien reforzados y en un régimen de libertades y modernidad como el que aspiramos a vivir, viene a ser admitida la modificación.

 

Después de esta decisión de las Comisiones Unidas, habremos de tomar un acuerdo de carácter político para saber cuándo es posible discutirlo en el Pleno del Senado de la República, sin prisas y con mucha serenidad.

 

P.- ¿Mañana no se le daría entonces la primera lectura a este dictamen?

 

R.- Definitivamente no. Esto amerita un acuerdo político entre todas las fracciones parlamentarias que conviven en Cámara de Senadores, a fin de respetar el derecho y la libertad de cada uno de las senadoras y senadores que en este tema tienen posiciones distintas.

 

P.- Con la libertad de conciencia, para muchos fue el tema de temas, ¿va haber quien podrá objetar leyes o cuestiones desde el punto de vista, de que yo no sigo esto porque mis convicciones personales me impiden o me dicen que no haga tal o cual cosa, aunque esté plasmada en la Constitución o en la leyes? ¿V a abrirse esta posibilidad?

 

R.- El tema es  sumamente interesante. Hay quienes piensan que lo mejor es la política del avestruz: esconder la cabeza y dejar todo el cuerpo de fuera. El no incluir la libertad de conciencia parecía, o le parecía a algunos, oportuno para no enfrentar una discusión necesaria.

 

Con el simple hecho –pregunto– de no incluirlo en la Constitución, ¿sería suficiente como para que no se debatiera ese derecho; o es necesario poner ese derecho en la Constitución?, para que se debata y se saquen las conclusiones necesarias en el entendido de que toda libertad de conciencia que quiera ser argumentada, no podrá ser en contra de lo establecido en las leyes y en la Constitución.

 

Nadie –como ustedes lo saben– por desconocer la ley y cometer un delito puede quedar exonerado.

 

Es importante que veamos hacia delante y atendamos este concepto de modernidad que tiene el Artículo 24 y 40 Constitucional, el Estado laico y las libertades que todos debemos de tener, éticas de conciencia y de religión.

 

P.- ¿Habría alguna posibilidad de que en Pleno se modifique? Porque decía el senador Murillo que en la redacción, en este tema de la conciencia, podría afinarse, si es que así lo resuelven en el Pleno. Y se lo pregunto porque si habría esta posibilidad, se tendría que regresar a la Cámara de Diputados.

 

R.- Las posibilidades de que el pleno modifique una redacción siempre existe técnicamente.

 

P.- ¿En el PRI hay esa disposición?

 

R.- Siempre hay disposición a que en pleno se puedan conciliar posiciones.

 

No obstínate, tal cual, la redacción que nosotros recibimos de Cámara de Diputados, la hemos estudiado –en lo personal, como senador de la República, la he leído y releído muchas de las veces– y no encuentro en la redacción algo que pueda sonar más sospechoso que lo que puedan ser las presunciones de cualquier otro, que bajo una bandera aparentemente liberal, esconde su conservadurismo.

 

P.- ¿Cómo van a votar en su bancada?

 

R.- Libremente como siempre y estoy seguro que nadie podrá estar presionado para obrar de manera distinta a cómo es su creencia o su misma voluntad política.

 

P.- ¿Esta reforma no es un regalo para la Iglesia católica por la visita del Papa?

 

R.- Podrá haber muchas expresiones de esa naturaleza, y lo único que hay en este dictamen, es nuestra obligación de atender todas las minutas que han venido por parte de Cámara de Diputados y no tener miedo nunca a discutir los asuntos por más difíciles que parezcan. Para eso está el Congreso, para debatir sobre temas, incluso, controvertidos, no nada más donde existe consenso.

 

P.- ¿Por qué traer las controversias de la reforma, de que habría la posibilidad de que se instrumentará la educación religiosa en las escuelas públicas y a qué la iglesia católica tuviera acceso a medios de comunicación de forma propia?

 

R.- Las redacciones constitucionales como las legales no pueden estar sujetas a presunciones: Para eso está la exposición de motivos.

 

Y la exposición de motivos, que consolida esta nueva redacción del 24 Constitucional, es muy precisa; por cierto muy aleccionadora. Vale la pena que se lea en donde se dice, de manera contundente, que esta adecuación que se hace al 24 y que es referente a lo que es la modificación que hicimos al 1º Constitucional en materia de Derechos Humanos, reconociendo estas libertades, de ninguna manera es en menoscabo de lo establecido en el 3º Constitucional, como educación laica, o del 5º, del 27 o del 130 Constitucional.

 

La precisión es absoluta: que nadie especule ni saque conclusiones falsas alrededor de lo que es una redacción moderna.

 

P.- ¿El acuerdo que se busca es de alguna manera para que no se vea una posición dividida como se vio ahora en las comisiones, es decir para que en el pleno no haya esta confrontación que ya vimos en el debate de las propias comisiones?

 

R.- Lo que creo es que es un asunto tan importante, que habiendo posiciones distintas en las Comisiones Unidas, aseguran que las mismas estarán en el Pleno y que vale la pena el que se suscriba un acuerdo político, con el tiempo necesario y suficiente, sin prisas, para que la discusión sea de la altura como la que hoy se vivió en el Pleno de Comisiones, en donde se aprobó por 8 votos a favor y 4 en contra.

 

 

 

P.-Senador, dos temas, por mi parte: ¿Qué opina del caso Florence Cassez y del proyecto que trae el Ministro Zaldívar, en este tema; y que ya el gobierno federal tenía al “Chapo” Guzmán y se le escapó?

 

R.- Creo que para opinar sobre un proyecto de un Ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, –que quedará sujeto al estudio, por parte de la Sala penal de la misma Corte–, hay que leerlo y sacar las conclusiones, para evitar una serie de confusiones que aparecen en el horizonte.

 

En lo personal, como senador de la República y como mexicano, tengo once millones de razones –por lo menos– para estar de acuerdo en que  se sancione la no asistencia consular y, sobre todo, el que no se haya guardado un debido proceso.

 

Y esas once millones de razones, son los  mexicanos que se encuentran fuera  de México y que en cualquier momento –en el caso  de que aquí en nuestro país no se respete la asistencia consular ni tampoco el debido proceso– no tendríamos la voz completa para defenderlos en donde se encuentran.

 

Muchos de ellos, en ocasiones, sentenciados en Estados Unidos sin el debido proceso y también sin asistencia consular. Sería un despropósito que, como senador de la República y como mexicano, estuviera en contra de que se sancione el que no haya existido asistencia consular y no se haya cuidado el debido proceso.

 

P.- ¿Qué se sancione con la libertad o con la reposición del procedimiento?

 

R.- No estoy en la mecánica de sugerir cuál debe ser la sanción de un juzgador. Estoy hablando de mis once millones de razones por las que estoy a favor de un proyecto, que busca defender el debido proceso y la obligada asistencia consular a un extranjero, en cualquier momento en el cual se viva un  proceso de justicia en mi país.

 

Yo no podría estar pidiendo que eso se respete para nuestros connacionales fuera de México si aquí  no estoy pidiendo que se respete también para los extranjeros.

 

P.- Senador sobre este tema, pero ¿no sería también conveniente que rinda cuentas ante la ley quien provocó todo esto y no llevó a cabo bien la situación, este show que por ejemplo tanto se le criticó a García Luna; ellos no debe también rendir cuentas ante la ley porque están dejando sin justicia a las víctimas por este tipo de pifia?

 

R.- Estoy convencido que, si la Corte ya tiene un proyecto, que estará sujeto a su discusión y posible aprobación la próxima semana, y depende también de la votación alrededor de este proyecto, deberán surgir otro tipo de recomendaciones o decisiones que deberán poner mayor orden en el futuro a todos estos procesos que, si no es que dejan mucho que desear, por lo menos han generado una enorme confusión en el ambiente en nuestro país.

 

P.- Lo del chapo ¿cree que si lo vayan a tomar o lo van a dejar como una especie de punta de lanza para reactivar al Partido de Acción Nacional?

 

R.- Yo hubiese esperado primero, que no lo hubieran dejado salir de la cárcel, y después que lo hubieran aprehendido rápidamente y hoy aunque sea por motivos electorales, por fin lo vuelvan a detener y con esto acabemos con tanta impunidad, que es la que más daño nos hace en México.

 

P.- Senador, el presidente Felipe Calderón lanza un “a ver a qué hora” le aprueban la reforma laboral, es su última declaración hace unos minutos, le dice al Congreso “a ver a qué hora, la reforma laboral”.

 

R.- Yo creo que se va ha ganar fácilmente por parte de los legisladores un “a ver a que hora se pone a trabajar como Presidente de la República y deja de hacer campaña para su partido”.

 

P.- Yo le quería preguntar su opinión sobre esta decisión del PAN de también impugnar las dos tomas de protesta de Enrique Peña Nieto como candidato del PRI; ellos impugnan el tema del estadio y les regresan con una demanda sobre doble toma de protesta.

 

R.- Estamos en época previa a lo que es una campaña política y, como este tipo de impugnaciones, habremos de ver muchas. Espero que el Instituto Federal Electoral esté a la altura para procesarlas, a fin de conservar la tranquilidad y la ecuanimidad entre todos los que hoy compiten.

 

P.- ¿Será una elección de litigios?

 

R.- Sin lugar a duda.  Hay tantas formas de litigar una elección, sobre todo, cuando hay quienes la ven perdida, que no habrá otra manera de poder permanecer en el panorama de las elecciones de aquí al primero de julio.

 

Yo esperaría que ojalá y los partidos invirtieran más tiempo en hacer propuestas, que en hacer denuncias.

 

P.- No se vería muy mal parado el Senado si aprueba el Artículo 24 con esa redacción que está. Por que hoy mismo todos, la mayoría, hasta el Senador Murillo Karam, reconoció que está mal redactada, pero que por la prisa, para que no tenga que regresarse a la Cámara de Diputados, la van a pasar así. Es una reforma constitucional.

 

R.- A mi me gusta mucho la reforma 40 Constitucional en donde se establece con firmeza la existencia del Estado laico en México y estoy convencido que quizá es posible –escuchando las voces de algunos que se han manifestado– pudiéramos aspirar a mejores redacciones en muchos  artículos de la Constitución Mexicana esté podría ser el caso.

 

Pero de lo que yo he leído, por lo menos no encuentro en ella, razones para una suspicacia de que se están dando mayores posibilidades para que las iglesias, o una iglesia, tomen ventajas sobre el Estado laico. En verdad es que esto es materia de libertades, y así es la ruta que hoy sigue el mundo y México no se puede quedar rezagado.

 

P.-¿Por qué no quieren regresar a Cámara de Diputados?¿Cuál seria la prisa, mejorando esa redacción, regresándosela y …

 

R.-Si alguien me enseñara alguna posibilidad de mejorar una redacción con el sentido del reconocimiento, a las libertades, yo estaría en la mejor disposición de leerla. Lo que yo he leído y en lo que he participado que es una nueva redacción de la exposición de motivos para el dictamen que podría conocer el Pleno cuando el acuerdo entre las acciones parlamentarias prospere, me deja satisfecho.

 

P.-¿Qué opina sobre el comentario, sobre este señalamiento que hizo el comandante del Comando Norte Norteamericano que dice que la detención de 22 capos pues realmente no se percibe en un avance contra el crimen en México?

 

R.- Espero que los próximos 22 sí los perciba y que no se quede detenido simplemente en criticar, sino que tengamos mucho más apoyo y colaboración para podernos hacer cargo de nuestro problema que se ha convertido también en su problema, o de su problema que son las adicciones y también el narcotráfico, que nosotros combatimos con mayor firmeza.

 

P.-Los grupos evangélicos dicen que ya se verán en las urnas que a ellos les tocará votar el 1 de Julio

 

R.-Y es su derecho, como también es el derecho de muchos de los legisladores a procurar un régimen de mayores libertades en México.

 

Gracias.

 

—000—