Entrevista al Senador Manlio Fabio Beltrones R., realizada al término de la sesión en el Senado de la República

 

COORDINACIÓN GENERAL

DE COMUNICACIÓN SOCIAL

Pregunta.- ¿Si mañana entra la Ley General de Víctimas? ¿Y cómo quedó el tema de trata?

 

Respuesta.- Sin lugar a dudas el día de mañana estaremos conociendo Ley General de Víctimas, con sus últimos ajustes consensuados entre todas las partes y sobre todo con los más interesados, que ha sido el Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad.

 

El punto es que una ley tan compleja como ésta, que trata de sintetizar en buena parte los agravios que ha sufrido la sociedad durante los últimos años, en donde no existe forma de ser subsidiario, sobre todo con las víctimas por parte del Estado mexicano, quede lo más pulcramente redactado, a fin de que evite confusiones en la Colegisladora.

 

Hemos hecho un gran esfuerzo. Y estoy seguro que para el día de mañana conoceremos ya definitivamente la Ley General de Víctimas, que habremos de votar positivamente cumpliendo con nuestro compromiso.

 

P.- ¿Y qué va a pasar? ¿Ya hay contacto con los diputados, para que la saquen antes de que termine el periodo el próximo lunes?

 

R.- La mayoría de los diputados conoce extraoficialmente lo que es el dictamen, que ya está sujeto simplemente a dos o tres modificaciones de diseño, que consolidan el mismo proyecto y lo harán avanzar en armonía, sobre todo en consenso.

 

Ellos la conocen desde estos momentos. Oficialmente la conocerán –como debe ser y ustedes lo comprenden– después de la votación.

 

P.- ¿Tuvieron que venirlos a presionar por parte de Sicilia, para poder sacar este tipo de leyes? ¿Fue bajo presión o ya había un trabajo hecho y va a salir en este periodo?

 

R.- Como le comentamos el día de ayer al Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, nosotros ya teníamos preparado –después de largos meses de estudiar distintas iniciativas, todas nobles y con el mismo objetivo, pero hechas de diferente manera– el cumplimiento de nuestro compromiso de sacar una Ley General de Víctimas, inédita en este país.

 

Estábamos preparando todo ello, junto con la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), con el Instituto Nacional de Ciencias Penales (INACIPE) que estuvo muy cerca de nosotros y con todos los interesados, de tal suerte que nosotros cumpliremos con nuestra obligación y el Senado se sentirá orgulloso de haberlo hecho.

 

La visita y la compañía del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, y de todos los interesados, para nosotros es sumamente agradable.

 

¡Qué bueno que estén aquí! Porque compartimos un objetivo.

 

P.- ¿No fue la presión?

 

R.- No lo veo de esa manera.

 

P.- En el tema de trata de personas. Y también le quisiera pedir un comentario sobre estos protocolos que presentó hoy el Presidente, para la actuación de Fuerzas Armadas y Fuerzas Federales, cuando aquí habían estado trabajando en puntos, en este sentido.

 

R.- Primero, las reformas o las modificaciones que hemos hecho a la minuta sobre trata de personas, lo que busca es no duplicar lo que ya existen en otros Códigos.

 

Es también una ley noble, que nosotros apoyamos desde hace muchos años, que en lo personal he venido acompañando desde el año 2004, que se presentó la primera iniciativa que hablaba de trata de personas, a fin de que los informes que venían del Departamento de Estado en los Estados Unidos, ya no nos incluyera como aquel país dentro del mundo, que no tenía una legislación específica sobre trata de personas.

 

A partir del 2005 es entonces que se inicia el perfeccionamiento sobre una Ley de Trata de Personas, que culminaremos con esta votación que el día de hoy llevamos a cabo.

 

Por cierto, se llevó a perfeccionar la misma, sobre todo para evitar que se violenten derechos de los jóvenes, y que en un propósito común de evitar la trata de personas, caigamos en excesos que parezcan completamente contradictorios con lo que buscábamos.

 

Por ejemplo, dispongo de lo necesario para decirles que ahí se decía cómo se reglamentaba lo que estaba prohibido; esto, sobre todo, en la publicación de lo que pudieran ser ediciones en algunas publicaciones, que hablaban sobre el tema de trata de personas.

 

Además de eso, también el excluir de culpa alrededor de lo que pudiera ser la trata y otras cuestiones más, a los padres de familia que no daban cuenta o que no se daban cuenta de lo que pudiera estar sucediendo.

 

En verdad una serie de elementos que en su perfeccionamiento coincidimos todos, que era necesario para una ley, sobre todo esta naturaleza.

 

En el caso del protocolo anunciado por el Ejecutivo Federal, me parece el protocolo de “paquito”, aquel que dice: “mamá, ya no haré travesuras”, después de cerca de cinco años durante los cuales se han estado haciendo todas estas irregularidades cometiendo todos estos excesos y que al final se firme ya un protocolo para no seguirlo haciendo. Es bueno por un lado y por el otro hay que ser críticos.

 

P.- ¿Fue muy tarde?

 

R.- Nunca es tarde para corregir lo que va caminando mal, por eso es que hablo de que esta es la sección del protocolo de “paquito”.

 

P.- Un comentario sobre esto que esto que está pasando en el caso Walt Mart en México, de estos sobornos que esa empresa norteamericana dio a autoridades para instalar sus tiendas. ¿El gobierno federal se ha visto lento u omiso para actuar e investigar esta situación?

 

R.- Resulta lamentable que las sanciones a eventos de corrupción sobre todo de esta naturaleza, vengan desde otro país y nosotros no nos hayamos ocupado de ello.

 

P.- ¿Por qué nos tenemos que enterar por publicaciones estadounidenses, por ejemplo el Washington Post?

 

R.- Porque nosotros no hemos hecho lo correcto. Creo que el país necesita modificar en buna parte su actitud.

 

P.- ¿Tendrán tiempo de ver lo de la ratificación de Ramírez Acuña? ¿Pasa a la permanente?

 

R.- Sí habrá tiempo. La comisión ya está trabajando al respecto y habremos de agotarlo en este periodo antes de clausurarlo.

 

P.- Es la tercera vez que es un panista sin experiencia diplomática ni carrera, menos carrera.

 

R.- Y quizás sea la última vez, porque si pierden las elecciones ya no los volverán a nombrar.

 

Gracias.

—000—