Entrevista al senador Manlio Fabio Beltrones R., al término de la reunión con los aspirantes zacatecanos

 Lic. Manlio Fabio Beltrones R.

Comunicado de Prensa

ZACATECAS, Zac.,  21 de abril de 2012.

 

El senador Manlio Fabio Beltrones, coordinador nacional de la campaña legislativa de los diputados federales del PRI, se reunió hoy con los candidatos zacatecanos a una curul en San Lázaro, en la LXII Legislatura, en la sede del Comité Directivo Estatal priista en esta entidad.

 

A dicha reunión asistieron, entre otros, los candidatos a diputados por los distritos electorales I, con cabecera en Fresnillo, Adolfo Bonilla Gómez; II, con cabecera en Jerez, Julio César Flemate Ramírez; III con cabecera en la capital  del Estado, Judit Guerrero López;  y IV con cabecera en Guadalupe, Bárbara Romo Fonseca.

 

En el encuentro también estuvieron  Juan Carlos Lozano Martínez y Araceli Guerrero Esquivel, Presidente y secretaria general del Comité Directivo Estatal del PRI, respectivamente, así como el delegado Operativo del CEN del PRI, Pedro de León Mojarro y como invitado especial Alejandro Tello Cristerna, candidato priista al Senado de la República.

 

Al término de la reunión el senador Manlio Fabio Beltrones ofreció una conferencia de prensa, cuya versión adjuntamos.

—000—

 

SENADOR MANLIO FABIO BELTRONES R.-  Buenas tardes, gusto en saludarles a todos y cada uno de ustedes.

 

El día de hoy el Comité Ejecutivo Nacional ha puesto a disposición de la coordinación general de las campañas a diputados  federales, un equipo para reunirnos aquí en Zacatecas con nuestros amigos candidatos tanto al Senado como  a diputados federales y conversar con ellos sobre lo que es el diseño de una campaña que gira alrededor de la que lleva a cabo el candidato a la Presidencia de la República, Enrique Peña Nieto, y que se traduce en específico en un trabajo coordinado.

 

Después del primero de julio, en el caso que tengamos –como hasta hoy lo señalan todas las encuestas– la recuperación de la confianza de los mexicanos y las mexicanas –votando ese día favorablemente por nosotros–, podremos traducir esa confianza en responsabilidad y respuesta hacia todos aquellos que muestran hartazgo con la mediocridad con la que en los últimos 12 años se ha tenido un crecimiento económico insuficiente para poder hacer frente a las necesidades de empleo, trabajo, educación, salud, como también la misma mediocridad que ha existido alrededor de los resultados en el combate a la delincuencia, en generarnos la paz y la tranquilidad que todos los mexicanos están exigiendo.

 

Y esto no se resuelve solamente con un trabajo político electoral que nos lleve al triunfo el primero de julio, sino planteando lo que son ideas y propuestas que nos permitan recuperar ese crecimiento económico que tanto demanda la población, y que lo traduce bien en su compromiso el candidato Enrique Peña Nieto, de lograr un 6 por ciento de crecimiento económico en los próximos años, con lo cual recuperemos también tasas de empleo que no deberíamos haber perdido y la tranquilidad y seguridad en nuestras familias.

 

Hemos platicado de ello con los candidatos, tanto a senador, como a senadora, como a diputada y diputados, y hemos coincidido en que hoy tenemos que poner un esfuerzo alrededor del triunfo electoral, asumiendo compromisos con Zacatecas y sus necesidades y posteriormente hacerlas realidad en base a cambios legislativos y gestión importante en beneficio de la población.

 

Pero eso es lo que hemos platicado internamente. Estoy seguro que a ustedes les interesa mucho, Pero estoy a sus órdenes:

 

Pregunta.- Me interesaría saber su respuesta a cerca de la propuesta del reto que lanza ayer PRD al PRI y al candidato presidencial para aclarar el destino de recursos. Y a propósito de los cambios legislativos que usted habla se están tratando con los candidatos y las candidatas al senado y diputados federales, me gustaría saber si se contempla la posibilidad de modificar esta ley electoral vigente, que ha resultado ser muy ambigua, muy confusa e incluso fue  una aprobación (inaudible).

 

Respuesta.- El Comité Ejecutivo Nacional, en voz de Pedro Joaquín Coldwell –y también lo hizo Enrique Peña Nieto– tan mencionado y nosotros así lo sostenemos, porque así lo hemos estado implementando, nuestro deseo de poner sobre la mesa, de manera transparente, el uso de los recursos que se tienen para las diversas campañas políticas-electorales.  

 

Tan es así que incluso se ha dirigido el Comité Ejecutivo Nacional al Instituto Federal Electoral, poniéndole a sus disposición todas las cuentas que sean necesarias para comprobar que lo que ha sucedido con estas denuncias que hace saber un partido político interesado en la lucha electoral, es más una propaganda política que una realidad de lo que está sucediendo.

 

Esto lo continuaremos haciendo de aquí hasta el término de la elección, procurando que la misma sea no solamente transparente, sino llena de propuestas en lugar de calumnias e impugnaciones.

Nosotros estamos convencidos que ninguna regla es para hoy y para siempre. Todo como en la vida tiene que ajustarse a la realidad. Esta legislatura que está a punto de terminar, culminó un nuevo modelo de comunicación política y electoral, distinta al que en el 2006 estuvo a punto de hacer fracasar la democracia en México y cuando en ese año estuvo a punto también el candidato que según el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación dijo que había ganado.

 

Y esto se debió a la falta de equidad en la contienda, a la confusión que generó la propaganda negra y las campañas sucias, y también a que no había una fórmula para evitar que la inequidad, sobre todo en la compra de espacio, tiempo-aire, en los medios de comunicación fuera la mejor forma de resolver una contienda electoral y no las propuestas.

 

El modelo de comunicación político electoral está puesto a prueba; se ha puesto a prueba en el 2009, en donde fueron menos las impugnaciones que las que existieron en el 2006; y esperamos que en el 2012 sean menos que en el 2009 y el 2006.

 

No obstante lo anterior obviamente que la próxima legislatura habrá de apreciar algunos de los asuntos en donde deberá ser más puntual, más preciso y sobre todo más congruente con la búsqueda de una contienda equitativa, confiable, de propuestas y transparentes.

 

Los cambios yo no los limitaría a que fueran pocos o fueran muchos, sino los necesarios para tener una mejor ley electoral en el futuro.

 

P.- Hablaba de las impugnaciones del 2006. No estamos en medio de un mar de impugnaciones ante el Tribunal Electoral, por este asunto de la equidad de género. ¿No debilita a esta alianza estas impugnaciones que mismos integrantes de esta Coalición han hecho? Y la siguiente sería: en 2006 hubo una confianza excesiva hacia un candidato a la Presidencia por parte de los candidatos a diputados y senadores y perdió por punto 56 por ciento de los votos, según el tribunal. ¿No hay esa confianza en este momento de los candidatos a senadores y diputados en el país hacia la figura de Enrique Peña Nieto?

 

R.- Hablando de modelos políticos-electorales, el modelo actual lo que ha buscado es la legalidad y la equidad. Es un modelo de comunicación política que está a prueba, como en buena parte del mundo. La comunicación política es distinta en Francia, en Brasil en donde incluso no se puede ni tan siquiera comprar ni acceder a este tipo de comunicación, pero nosotros estamos intentando uno distinto.

 

Pero es la legalidad y la equidad. Y para ello es que dimos el gran salto que es intentar que las cosas no se resolvieran política o voluntariosamente, sino a través de un Tribunal al que se le dieron ciertas reglas del juego.

 

Y en ocasiones resulta que todas estas impugnaciones tienen sustento en alguna regla establecida dentro de la ley, que nosotros tenemos también elementos para poderlas combatir o para poderlas argumentar.

 

Esto es lo que se vive en un estado de derecho y las elecciones son eso: un proceso que debe estar regido jurídicamente.

 

Yo no me asustaría porque en ocasiones parezca que el proceso se encuentra abrumado por impugnaciones de distinta índole que hacen saber los candidatos que están en contienda.

 

Me llamaría la atención que el Tribunal no estuviera a la altura para poderlos resolver a tiempo y en justicia.

 

Por ejemplo. Estoy convencido de que la mujer debe tener un espacio garantizado en la competencia que está ya bien establecido en la legislación.

 

Pero la legislación también es precisa –porque yo estuve en medio de ella– en cuáles son las excepciones, en las que no deberá procesarse lo que es la cláusula, para poder garantizar la equidad de género, y una de ellas son las contiendas democráticas, porque entonces reñiría mucho la democracia que nosotros queremos alcanzar en su madurez, con la cobertura de cuotas.

 

Pero el Tribunal tuvo otra forma de resolver este asunto y nosotros no opinamos sobre lo que resuelve el Tribunal; nosotros cumplimos y acatamos lo que resuelve el Tribunal, que esa es la función que debemos tener.

 

Entonces estamos en un proceso en el cual estaremos muy atentos a que podamos ser oídos en cada impugnación que se tenga en la materia.

 

Pero tener un Tribunal es mejor que tener un viejo Colegio Electoral, en donde se calificaban políticamente los procesos y dejaban más insatisfacciones que seguridades.

 

Creo que vamos en la ruta correcta, solamente hay que perseverar y perfeccionar, por aquello de que hay que hacer cambios en donde sea necesario, ya sea en materia política, electoral, económica, de justicia.

 

Confío enormemente en que este tipo de procedimientos jurídicos, resuelvan de mejor manera en el 2012, lo que no pudimos nosotros resolver en el 2006.

 

Respecto de la otra pregunta, la confianza en ocasiones no es una buena consejera y estoy convencido de que el PRI y sus candidatos, y en especial su candidato a la Presidencia de la República, saben que un triunfo electoral, solamente se puede medir el día de las elecciones y hay que cuidarlo día a día, hora a hora, y minuto a minuto. Así es el trabajo que hoy lleva el PRI y el candidato Enrique Peña Nieto.

 

P.- Senador, bienvenido a Zacatecas. Por mi parte, gracias por el apoyo al federalizar los agravios, los delitos contra periodistas. Es la primera vez que un partido se preocupa porque siempre nos usan en las campañas, pero nunca se ocupan de nosotros, y en esta ocasión el PRI impulsó y supo cabildear y lograr acuerdos tan importante, por mi parte, gracias.

 

Dos preguntas muy breves, senador: Pareciera ser que el Presidente Calderón viola sistemáticamente la ley impunemente. Ya vimos las cartas del SAT, ya vimos la promoción de las encuestas, sin que el IFE tenga facultades, ¿esto implicará que siga violando la ley el Presidente y siga haciendo campaña?

 

Y la segunda pregunta: hablamos de compromisos incumplidos, me gustaría que abundara un poco de los compromisos que incumplió Felipe Calderón, porque creo que es el mejor ejemplo de la falta de honrar a su palabra por lo menos en lo que lleva de sexenio

 

R.- La verdad es que era un compromiso hecho desde hace años, en federalizar los delitos cometidos en contra de periodistas y que por fin culminamos.

 

Pero hoy estamos entrando en otra materia que estoy seguro a ustedes les va a interesar mucho, sobre todo ante la ola de violencia que se tiene, que es especificar las actividades de alto riesgo en el periodismo, y al identificarlas, entonces proveer lo necesario para darles la protección debida también al periodismo.

 

Creo que no son palabras menores, sino mayores estas, que estoy seguro, ya no alcanzaremos quienes estamos de salida en una legislatura, aunque pasamos a otra, pero que sí alcanzarán nuestros amigos senadores, senadoras, en el futuro, y diputados y diputadas futuras, para darle seguimiento a esta modificación legislativa.

 

Uno de los principales compromisos incumplidos de Felipe Calderón es generar empleo. Él se denominó el Presidente del empleo y lo que más hemos tenido es desempleo.

 

Ahí se encuentra una deuda, una asignatura pendiente del Presidente Felipe Calderón que, estoy seguro, giró alrededor de la falta de identificación que el modelo económico que seguimos no está para crear empleo; éste está simplemente para darnos estabilidad financiera.

 

Y lo que hoy los mexicanos requieren es que la democracia venga acompañada de resultados y, los resultados, deben estar en el empleo, la seguridad, en la educación, en la salud, y esto solamente lo puede resolver un nuevo gobierno que no prometa más de lo mismo.

 

Muchas gracias

—000—