Entrega pelucas oncológicas la Fundación Beatriz Beltrones

 

Pregunta.- Sobre la Fundación Beatriz Beltrones, lo que comentaba usted, la importancia de que la gente se acerque y sobre todo que invierta tiempo en la temprana detección.

 

Respuesta.- Llevamos ocho años de enorme satisfacción, desde que nació la Fundación Beatriz Beltrones –en recuerdo de mi madre que murió por un cáncer no detectado oportunamente– y hemos visto como se salvan vidas con un esfuerzo que puede llevar a cabo la sociedad.

 

Si hay algo que me da satisfacción, en lo personal y en lo familiar, es estar junto con mi hija Sylvana, presidiendo esta Fundación que hace la detección oportuna de cáncer de mama y cérvico-uterino en el Estado de Sonora.

 

Más de 200 mil casos hemos conocido, muchos más que los de las que han llevado a cabo las instituciones de salud juntas en Estado de Sonora.

 

Esto nada más puede llenarnos de satisfacción, pero al mismo tiempo de compromiso. Hoy la cultura de la prevención del cáncer en Estado de Sonora, es mil veces mejor que hace ocho años.

 

P.- Se hablaba de un dato importante, al pasar de que sea la primera causa a ser la tercera causa de muerte en el Estado, ¿es un avance muy importante?

 

R.- Sí, pero sobre todo por la detección y por la cultura de prevención contra el cáncer.

 

Hace ocho años era la número uno de las causas de muerte en el Estado de Sonora. A ocho años de distancia la hemos pasado a tercer lugar como causal de muerte y queremos todavía irla destruyendo más, atacándola, hasta eliminar esta enfermedad.

 

P.- ¿Cuál es el financiamiento?

 

R.- Son donaciones mediante un patronato. Hoy aquí se hizo presente Soriana, Santa Fe, también tenemos donaciones de Altos Hornos, y con ella es con la que financiamos el otorgamiento gratuito de este servicio de la Fundación Beatriz Beltrones. Aquí no hay ni un solo centavo de recursos fiscales.

 

P.- ¿El haber escuchado los testimonios tan emotivos por parte de las beneficiadas, es una satisfacción para ustedes?

 

R.- Sí claro. Sobre todo para muchas de las donadoras del cabello natural con el que se hicieron estas pelucas oncológicas, porque se les llama de esa manera no simplemente por sellarlas, sino que por dentro, las mismas pelucas vienen preparadas para no lastimar la sensible piel que tienen en la cabeza las mujeres, después de haber perdido el cabello.

 

Estas pelucas han sido hechas con pelo natural, de muchas de las amigas, conocidas y donadoras, de mi hija Sylvana Beltrones, y también las hemos hecho con algunas otras contribuciones de amistades, y de mujeres y hombres sensibles a este problema.

 

P.- ¿Cuántas personas voluntarias participarían para hacer cuántas pelucas?

 

R.- Hay una casa que gratuitamente nos las está elaborando en la Ciudad de México, nosotros les llevamos el pelo natural que van donando las amistades, las amigas de Sylvana, los conocidos de Sylvana, y todos aquellos sabedores de que existe este servicio, nos hablan, por correo electrónico, y nos dicen que están dispuestos a donar su cabello.

 

En verdad que esta sensibilización social de las mexicanas y los mexicanos ante este grave problema del cáncer de mama, del cérvico-uterino, nos ha hecho revivir lo que es la solidaridad social.

 

P.- ¿Cuántas pelucas habrán entregado este año?

 

R.- Cerca de 220.

 

P.- Diputado, ¿consideras que el Estado está haciendo su trabajo en este sentido?

 

R.- Estoy convencido de que no hay entidad que sea ajena a este problema, y que necesitamos sensibilizar a otras entidades, para que puedan salir adelante.

 

Dentro del presupuesto del gobierno federal, hay muchas diputadas y diputados que estamos previendo una partida para que en otros estados de la República se repita este ejercicio, estableciendo unidades móviles.

 

Gracias.

 

—000—