En un Estado de Derecho, la Ley no puede hacer distinciones

 

  • A salvo la autonomía sindical y el respeto a derechos laborales

Al referirse a la detención de la dirigente magisterial Elba Esther Gordillo, por presunto manejo de recursos de procedencia ilícita, el coordinador de los diputados del PRI Manlio Fabio Beltrones, hizo un llamado a conservar la serenidad y confiar en la aplicación imparcial de la ley por las autoridades judiciales, en este como en otros casos en los que se presume la comisión de delitos.

Hay que distinguir claramente entre el delito financiero que motiva la detención de estas personas y el respeto a la organización sindical y los derechos de sus trabajadores, que por supuesto están a salvo.

Por la primera información proporcionada por las autoridades de la Procuraduría General de la República, sabemos que la actuación judicial deriva de una denuncia de autoridades de la Secretaría de Hacienda por movimientos financieros presuntamente irregulares, lo cual ha propiciado la investigación de la fiscalía y, en consecuencia, la orden de aprehensión otorgada por un juez. 

El caso está en manos de las autoridades judiciales y sigue un curso legal del que debemos esperar los resultados, en el marco estricto de la Ley.

—000—