30-11-2015

En Chihuahua el PRI triunfa porque ha dado progreso

Muy buenos días a todas y todos ustedes.

Verdaderamente es de enorme satisfacción y gran honor, estar aquí con ustedes, con mis amigos del PRI de Chihuahua, viendo como inauguramos estas magníficas instalaciones de nuestro partido, que hablan de la grandeza del PRI en Chihuahua y la grandeza de los priistas en Chihuahua.

Esto lo hemos construido todos juntos, haciendo que las cosas buenas pasen, de tal manera que hoy el PRI inaugura oficinas y también arranca trabajos hacia el futuro.

Eso es lo que hoy nos tiene aquí congregados, lo hacemos en las esplendidas instalaciones y con un magnifico auditorio que son ustedes quienes le dan la fuerza al PRI, ustedes quienes han podido construir un PRI tan fuerte que lo ha hecho triunfador.

Ese PRI triunfador tiene el sustento en lo que aquí se nota: la unidad, la búsqueda de la unidad a través de la inclusión, todos y cada uno de ustedes algo le han dado al PRI y a todos y a cada uno de ustedes algo les debe el PRI.

De tal suerte que es así como vamos caminando siempre unidos hacia el lugar correcto, así lo hicimos aquí en Chihuahua, cuando se recuperó la gubernatura para el PRI y para un buen gobierno. Así lo hemos hecho cuando hemos mantenido buenos gobiernos, para seguir manteniendo la posibilidad de que nos den la confianza los habitantes de Chihuahua.

Por eso hoy venimos aquí en Chihuahua a ver un buen gobierno como el de nuestro amigo César Duarte.

Y esa grandeza de Chihuahua, ese camino exitoso del PRI en Chihuahua se sustenta en eso, que en Chihuahua el PRI le ha cumplido a sus habitantes, a sus ciudadanos, y lo ha hecho en distintos momentos y estoy seguro que lo harán en el futuro. De ahí que por aquellos momentos y que nosotros recordamos con enorme afecto y reconocimiento, es que saludamos aquí tanto a nuestro amigo Patricio Martínez como José Reyes Baeza.

Todos juntos valemos más, y estoy más que cierto que el priismo chihuahuense se ha construido así, quién puede dudar que cuando uno viene a Chihuahua encuentra a mujeres y hombres fuertes y decididos, que hacen que las cosas buenas pasen y sigan pasando. Quién puede ignorar la fortaleza anímica, personal, profesional y de visión de cada uno de los entusiastas priistas que hoy estamos aquí presentes.

Cómo hacer a un lado lo que forma parte de nosotros mismos aquí en el norte, que es la pasión, la pasión por la política y por hacer cosas, por eso cada vez que nos acercamos a una elección, que por cierto aquí en Chihuahua se acercan cada año a una de ellas, ya pronto se va a corregir, pero cada vez que nos acercamos a una elección, enfrente está la emoción, la pasión, el interés por participar.

Somos muchos y muy buenos, ya nos quisiera cualquier otro. Somos muchos, muy buenos y todos muy leales. Eso es lo que nos hace a nosotros más fuertes.

Y es que venir aquí a Chihuahua es algo parecido a lo que conforma nuestra personalidad, hombres y mujeres de talento; hombres y mujeres de palabra; hombres y mujeres de lealtades; hombres y mujeres de gratitudes; hombres y mujeres decididos a hacer las cosas. Todos con una fortaleza que nos hace permanecer en el tiempo.

Aquí en Chihuahua ustedes han construido la transformación de su vida, es aquí en donde ustedes –estoy seguro– en el futuro darán una buena forma y sobre todo un ejemplo de cómo seguir construyendo progreso.

Para mí no escapa, de ninguna manera, y es que tantas campañas políticas en las que hemos tenido el privilegio de acompañarlos a ustedes que han hecho la diferencia.

No puedo ignorar como en el 2012, de manera decidida, el priismo chihuahuense hizo ganar al presidente Enrique Peña Nieto, pero junto con él a un proyecto de país que se transforma a pasos agigantados.

Una visión acompañada de una audacia que ha permitido inscribir a México en el Siglo XXI, hacerlo pasar del Siglo XX –en donde parecía que estábamos destinados a la mediocridad– a un Siglo XXI, para encajarlo perfectamente en el mundo y aprovechar esas oportunidades.

Eso solamente se puede hacer unidos, como lo hicieron ustedes con el presidente Enrique Peña Nieto, quién se podría imaginar en el 2012 que tantas cosas buenas ocurrieran haciendo las grandes reformas en las que participaron nuestras senadoras y senadores, nuestros diputados federales de la LXII Legislatura y que hoy consolidan nuestras diputadas y diputados federales en la siguiente Legislatura.

Cómo ser omisos en no mencionar que esta fortaleza está también en los presidentes municipales, en los diputados locales, en el trabajo que hicieron durante muchos años los ex presidentes de Comité Directivo Estatal del PRI, que aquí nos honran con su presencia, todos y cada uno de los sectores.

Karina Velázquez hoy hablando a nombre de los priistas de Chihuahua, orgullosos de construir lo que hoy tienen, un Christopher James que me lo han prestado, que lo tengo prestado allá en el Comité Ejecutivo Nacional del partido, brillante y talentoso como todos los chihuahuenses.

Cómo cerrar los ojos a lo que estamos viviendo, próximamente a Chihuahua nuevamente le toca ir a una elección, lo hará el año que entra, y estoy seguro que lo haremos como siempre: con lealtades, con disciplina, pero sobre todo lo haremos con la audacia de los chihuahuenses que siempre miran hacia el futuro.

Si hoy tenemos mucho, los de Chihuahua y los del norte queremos más, esa es nuestra naturaleza, siempre ir por más, por más progreso, porque solamente así es como se justifica una acción política y hoy tenemos bases ciertas para lograrlo.

Cómo no aprovechar como lo están haciendo ustedes aquí en Chihuahua y bien lo decía su gobernador, que su trabajo lo avala, que el tema de tener una nueva ley laboral pudo equilibrar los actores del capital y el trabajo, con lo cual se genera más empleo.

El tener una Reforma Educativa como la que hoy nosotros estamos apoyando, que se lleve hasta sus últimas consecuencias, porque ésas últimas consecuencias son las de ser más equitativo e iguales a los mexicanos.

Y es que ustedes coincidirán conmigo, no hay mejor forma de igualar a los mexicanos que dándoles trabajo de calidad, bien remunerado y una educación de calidad y competitiva.

Hay quienes piensan que solamente se iguala a los mexicanos a través de tener la misma chequera abultada que el hombre más rico, nada más falso. Los mexicanos solamente nos igualamos cuando podemos tener una educación pareja y competir de manera pareja con todos los demás.

Y ese es el contenido de la Reforma Educativa del presidente Peña Nieto, de la Reforma Laboral que viene a cerrar el círculo, para tener más crecimiento económico, como hay aquí en Chihuahua, que genere empleos de calidad y bien remunerados; porque eso es lo que puede combatir desigualdad y pobreza, que no son lo mismo.

Cómo ignorar que otra de las reformas del presidente Peña Nieto le ha traído también muchos beneficios en competitividad aquí a Chihuahua y lo han aprovechado ustedes los chihuahuenses, que saben cómo hacer progresar a su pueblo. Está la Reforma en Telecomunicaciones, la Reforma en Competitividad.

Cómo cerrar los ojos a lo que Chihuahua ha hecho en los últimos años, trayéndonos también un nuevo sistema de justicia penal. Chihuahua es la punta de lanza de este nuevo sistema de justicia penal.

No tengan ninguna duda, todos los estados van atrás, viendo a quién los encabeza, que es Chihuahua.

Cómo no sentirnos orgullos de todo ese paquete que hoy está siendo que Chihuahua viva momentos de progreso, por ello es que sus legisladores –donde yo participé en su momento– decidimos ir hasta a una Reforma Energética.

Y es que aquí en Chihuahua, nos enseñaron tanto en la capital de Chihuahua como en Ciudad Juárez, que los empleos que se deben ir creando tienen que ser cada vez de mejor nivel.

Es que hace tiempo que México dejó de buscar traer empleos con salarios bajos, en el Siglo XX la mejor forma de generar o traer inversión era ofreciendo salarios muy bajos, y es por eso que los sectores obreros –nuestras organizaciones– peleaban y fuerte para que no se lastimarán los ingresos de las familias.

Pero esa guerra para buscar inversiones con salarios bajos la perdimos y la perdimos hace tiempo. La perdimos con China, con India, la perdimos con buena parte de Latinoamérica.

Hoy México es más competitivo –como Chihuahua es más competitivo– con más calidad en la instrucción, en la educación y con energía barata. Solamente así es como se atrae inversión y ahí también Chihuahua toma la delantera. Eso que tenemos no hay que perderlo.

Por eso hoy estamos aquí, ante éstas nuevas y bellas instalaciones, para decir que Revolución –como la que nosotros sentimos– para el PRI es también evolución y evolución es crear cosas nuevas.

México está evolucionando, México está caminando certeramente, hay voces que nos quieren distraer como bien mencionaba aquí el gobernador Duarte, pero no alcanzaran con una fortaleza priista como la que tenemos, porque habremos de decir la verdad, si es que es necesario recordar a los de flaca memoria.

Hoy México crece al 2.5 por ciento, no obstante la crisis financiera, la volatilidad financiera mundial, la crisis económica, la caída de los precios del petróleo. Les voy a poner un ejemplo nada más, y a ustedes no se les necesita decir mucho porque aprendemos a la primera los del norte.

Se acordarán muy bien –sobre todo, Pedro, quiénes tienen más canas- que en el 2009 el precio del petróleo cayó a menos de 50 dólares y la economía del país en ese gobierno del 2009 que tenía crecimientos económicos de mediocridad frente al mundo y los BRIC que crecían cerca de dos dígitos algunos de ellos; la economía de México cayó menos cuatro puntos del Producto Interno Bruto, no hace mucho tiempo, nadie puede alegar que no había nacido, ni tenía conciencia en el 2009.

Fue caer menos cuatro puntos porque el petróleo cayó a menos de 50 dólares y se repuso el precio del petróleo en menos de ocho meses.

Hoy el petróleo en esta crisis de volatilidad financiera que hay en el mundo, ha caído a menos de 40 dólares el precio del petróleo y el Producto Interno Bruto va al 2.5 por ciento en crecimiento.

Las finanzas públicas en México ya no están petrolizadas y eso lo hacen las Reformas.

Eso lo hacen las Reformas que juntos las hemos hecho y que juntos habremos de defenderlas, porque ir en contra de las Reformas, como algunos lo pretenden, es querer regresar a México a mitad del Siglo XX, es llevarnos al atraso y a la frustración.

Hoy contamos con un gobierno sólido, firme y decidido a nivel nacional como el del Presidente Enrique Peña Nieto, y aquí en Chihuahua con el que bien nos representa a los priistas, el de César Duarte.

Juntos también habremos de construir el futuro y lo construiremos sabedores de que somos muchos y muy buenos, y por cierto al final de la jornada, me gustaría tener muchos mismos puestos para tan buenos y buenas participantes, sabemos cómo acomodarnos en beneficio de Chihuahua y de México.

En Chihuahua hay que desayunar unidad, hay que comer unidad y hay que cenar unidad. Así es el PRI en Chihuahua.

Pero la unidad no se da por sí misma y corresponde simplemente a un discurso. La unidad se da como producto de la inclusión, de la participación, de la decidida acción de todos con un solo objetivo: que le vaya bien a Chihuahua y a los chihuahuenses.

Por eso Chihuahua vive y por eso que viva Chihuahua. Muchas gracias.

 

—000—