Empleo y crecimiento para una mejor calidad de vida

Buenas tardes y muchas gracias por su paciencia.

 

El día de hoy hemos terminado los trabajos de ésta IV Reunión Plenaria, que de manera conjunta llevamos a cabo los Grupos Parlamentarios del PRI y del Verde en Cámara de Diputados, todo con la idea de poder identificar perfectamente bien, cuáles son los principales retos que tenemos para el próximo Periodo Ordinario de Sesiones y que se sintetiza en construir las leyes secundarias que le darán vida completa a las reformas constitucionales que llevamos a cabo el año pasado.

 

Hay que recordar que esta Legislatura de 16 meses, pudo construir 16 reformas constitucionales de enorme importancia; pero que en los últimos 12 meses, siguiendo con ese ritmo, construimos 12 reformas constitucionales, entre ellas, las que tanto llaman la atención porque significa  la modernización de un país, como lo ha planteado desde el inicio el Presidente Enrique Peña Nieto.

 

La verdad es que, sobre esas reformas llevamos muchos años hablando, pero pocos habían tenido la capacidad y el talento de construirlas desde la propuesta como lo hizo el Presidente Peña Nieto. Es por ello que el Grupo Parlamentario del PRI, que es el Partido en el Gobierno, ha concluido que éste periodo dará especial a poder sacar adelante lo que es el Código de Procedimientos Penales Único, que le dará certeza a lo que pueda ser los juicios que se lleven a cabo en el futuro, para evitar equivocaciones que prohíjan la impunidad.

 

También, el Grupo Parlamentario identificó de manera precisa el que los tiempos para las leyes reglamentarias en materia de Telecomunicaciones y Competitividad se han vencido, y que el acuerdo que suscribimos todos los grupos parlamentarios de poderlo ver en éste periodo, debemos cumplirlo.

 

Las conversaciones que hemos llevado con las autoridades de la Secretaria de Comunicaciones, nos aseguran que estaremos en los primeros días del inicio del periodo de sesiones teniendo en nuestro poder las iniciativas sobre estos dos aspectos que rápidamente estudiaremos, debatiremos, y estoy que habrán de conseguir la aprobación mayoritaria.

 

Posteriormente, habremos de dar paso a lo que son las iniciativas de esta Reforma Política y Electoral que surgió inicialmente del Pacto y que ahora lo tiene que construir entre todas las fuerzas políticas, es la transición de un régimen político a otro, en donde todos debemos participar, pero también las reglas electorales a las que nos deberemos someter en las próximas elecciones.

 

Esto amerita que todos los partidos políticos estén presentes para que no existan reglas sin consenso, sobre todo en materia electoral.

 

A partir de ellas, habrá la obligación de llevar a cabo nombramientos distintos, tanto para constituir el Instituto Nacional Electoral, como también para que nosotros elijamos a los controlares tanto del Ifetel y Coface.

 

También, dedicaremos nuestro tiempo en recibir, en su momento, la iniciativa que contemple los cambios en cerca de 26 leyes reglamentarias, algunas de ellas –incluso– nuevas leyes que vengan a consolidar la Reforma Constitucional en materia Energética, que llevamos a cabo el año pasado.

 

No será una tarea fácil, porque una reforma tan profunda como la que hicimos, amerita que este muy bien construida en el detalle que son las leyes reglamentarias.

 

Todos los partidos políticos en Cámara de Diputados, se han declarado listos para llevar a cabo este debate que nos permita sacar adelante lo que México tanto necesita; reformas que ayuden al crecimiento, el crecimiento traiga empleo y que el empleo nos permita que sea bien pagado para poder disminuir la enorme desigualdad que se vive en México.

 

Creo que esta es la ruta de las reformas que hemos asumido como PRI en la Cámara de Diputados, que nos permitirá que las cosas buenas sigan sucediendo en México.

 

En esto es lo que concluimos en el Grupo Parlamentario en esta Reunión Plenaria, y estamos a sus órdenes por si hay alguna pregunta que tengamos y podamos responder.

 

Pregunta.- ¿Qué tan factible es — como nos hemos dado cuenta, ayer y hoy, la agenda a desahogar es extenuante, por llamarlo de alguna forma y son unas cuantas sesiones, aun trabajando sietes días de la semana, parece exhaustiva la agenda y qué garantía hay coordinador, de que no se legisle al vapor y que este enorme cúmulo de reglamentaciones y de leyes secundarias, puedan salir en su totalidad o habrá la posibilidad de que se vuelvan a aplazar algunas de ellas? 

 

Respuesta.- Quisiera solamente para dejar muy claro el trabajo legislativo –y ustedes lo conocen muy bien–, que estamos más seguros que nunca  que haremos un trabajo sumamente profesional y también de fondo, que nada se verá y resolverá ligeramente, o de manera superficial, sino que todo vendrá acompañado, sobre todo, de la certeza de que es la fórmula que desde hace tiempo resolvimos debe premiar el trabajo legislativo.

 

Lo digo con toda seguridad, porque quisiera repartirlo en dos tiempos: primero, lo que ya tenemos en Mesa Directiva como dictámenes, con valor de publicidad, que son de primera lectura, que son cerca de 30, más 20 adicionales que no han tenido primera lectura, de que estos ya vivieron un proceso legislativo en comisiones, en donde durante meses enteros, se estuvo discutiendo cuál debería ser el contenido de los mismos.

 

La mayoría de ellos, obtuvieron un alto grado de consenso en comisiones y es de esa manera que pasaron a la Mesa Directiva, ahora solamente resta ponernos a conocimiento del Pleno y que éste se pronuncie a favor o en contra de los mismos.

 

Cada Grupo Parlamentarios, en especial el del PRI, ha hecho su trabajo internamente, para hacerles llegar desde el contenido general, como la sinopsis del mismo, para que emitan sus opiniones al respecto.

 

El día de hoy recibimos por parte de cada una y cada uno de los diputados del PRI, sus comentarios sobre estos cerca de 30 asuntos que ya está a punto de discutirse en el próximo periodo legislativo, por lo que puedo asegurar que en todos ellos, tenemos ya una opinión perfectamente bien creada.

 

En el resto, en los otros 20 asuntos que tiene la Mesa Directiva, pero que no se les ha dado primera lectura, hemos acordado con otros grupos parlamentarios, que pasen a una nueva revisión, sobre todo para evaluar la pertinencia de que formen parte de este periodo legislativo, porque tenemos asuntos de enorme importancia, a los cuales les debemos de dedicar mayor tiempo. Este es el primer paquete.

 

Y el segundo paquete sería fácil de identificar, porque construir las leyes reglamentarias de las Reformas Constitucionales que llevamos a cabo, resulta relativamente sencillo, porque ya conocemos perfectamente bien cuál es espíritu que debe contener cada una de ellas; no se puede apartar de ninguna manera de lo que construimos a nivel constitucional y que para lograr un consenso alto, incluso acudimos a esta fórmula que algunos de nosotros hemos dado en llamar como leyes constitucionales que son los artículos transitorios, tan amplios que vinieron acompañando las reformas constitucionales.

 

Estas obviamente no fueron reformas constitucionales sencillas y por eso es que los artículos transitorios son muchos y bastante desarrollados, lo cual, otra vez, nos ayuda a que en la construcción de las leyes secundarias estemos ciertos de que se conserve el espíritu.

 

Nada de lo que hagamos –no obstante lo corto del tiempo– será al vapor o superficial; todo construido con enorme responsabilidad, como lo que se merece un país en constante cambio y reformas.

 

P.- Viendo lo que es el listado de la agenda, hay muchas propuesta que son reglamentación de muchos otros temas que pare ser siguen pendientes. ¿Es objetivo del PRI que se aprueben o avanzar solamente en lo que es la presentación de las iniciativas, para inicie el procedimiento?

 

También preguntarle sobre las reformas a al sistema de seguridad social, ¿no va a ser una iniciativa del Ejecutivo, se está trabajando entre los grupos parlamentarios, para sacar adelante todas estas reformas?

 

Y sobre los grupos de autodefensa, recuerdo que en el pasado semestre, conforme se sabía del surgimiento, no solamente en Michoacán, tal vez particularmente en Guerrero, de grupos de autodefensa, usted deploraba este surgimiento de grupos. Ahora que sabemos que el gobierno ha llegado a un acuerdo con los grupos de autodefensa en Michoacán, quiero pedirle su opinión al respecto.

 

R.- Es correcto hacer la distinción entre lo que ya es nuestro compromiso de ir a la discusión sobre iniciativas y dictámenes previamente elaborados y que está a disposición de la Mesa Directiva, como también que la agenda legislativa que el día hoy hemos aprobado entre el Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional y el Partido Verde Ecologista de México, incluye una serie de objetivos que para alcanzarlos, previamente necesitan elaboración y presentación de iniciativas.

 

De tal suerte que nuestra agenda son compromisos a cumplir de carácter inmediato, en donde ya existen iniciativas, incluso dictámenes; y por el otro lado, presentación de iniciativas que nos permitan ir en la ruta de lo que son los deseos del Grupo Parlamentario.

 

Llegar a una reunión como esta, de manera ordenada, implica que a nuestras diputadas y diputados, los hayamos consultado semanas antes sobre qué temas de su interés querían que se abordaran en la agenda legislativa.

 

Y es así como tanto en las reuniones que tuvimos con algunos miembros del gabinete, como en las internas que desarrollamos entre nosotros mismos, incluimos varios de los asuntos que formarán parte de nuevas iniciativas que también vendrán a formar parte de las agendas conclusivas en el futuro.

 

Algunas de estas iniciativas, incluso podrían concretizarse en el mismo, aun cuando sea un periodo tan corto de tiempo.

 

La verdad es que estos tres meses, 30 sesiones que podrían ampliarse a 40 sesiones o un poco más, según lo acordemos con los otros grupos parlamentarios, podrían ser suficientes, sólo para poder atender lo que es nuestra responsabilidad inmediata.

 

Entonces, es la hora de que la Cámara de Diputados y sobre todo, los grupos parlamentarios, prioricen su trabajo y el ejercicio de su función.

 

Estoy convencido que no hay Grupo Parlamentario que en Cámara de Diputados, que no desee concretizar, terminar el trabajo legislativo en materia de Seguridad Social.

 

Hay un documento sobre el que ya hemos trabajando los distintos grupos parlamentarios, incluso, el día de ayer compartíamos con algunos dirigentes del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática, nuestro compromiso de sacar adelante los temas de seguridad social.

 

Recordemos que la Reforma Constitucional que llevamos a cabo, no la necesitamos, perdón por la expresión, para que nosotros llevemos a cabo las leyes reglamentarias, sí es un eje importante, sobre todo en materia de derechos que quedan implícitos ya en la Constitución, pero las leyes reglamentarias giran por su propio lado, que son la construcción de lo que es el Seguro de Desempleo y también la Pensión Universal.

 

Concluiremos en este periodo legislativo con el acuerdo –estoy seguro– de todos los grupos parlamentarios. Es un tema tan noble que, en buena parte, fue el que hizo estableciéramos muchos de los compromisos cuando discutimos la Reforma Fiscal y la Reforma Hacendaria.

 

Por otra parte, sigo pensando lo mismo que desde el inicio manifesté, lo repito y lo he declarado: hay quienes opinan, y podría ser cierto, que hay autodefensas buenas y malas, pero estoy más que convencido de que todas terminan en malas cuando no se les somete al estado de Derecho.

 

De tal suerte que, saludo la decisión, del gobierno federal y del gobierno del Estado, de invitar a los grupos autodefensa para que legalicen su presencia en cada uno de sus lugares, A que se regularice perfectamente bien lo que entiendo, sobre todo, entratándose de autodefensas buenas, que pueden ser, quizá, la fórmula mediante la cual las víctimas se organizaron ante la falta de seguridad que no les daba el gobierno para auto defenderse.

 

Entonces, son grupos de víctimas armados para su defensa. En el entendido de que este es el propósito que los animó en varias de las comunidades, ante la falta de seguridad que les debía de proveer el gobierno, es la hora en la que regularicen su presencia, ya que han conseguido hasta el momento –y  hay que reconocerlo— apoyo social en muchas de sus comunidades, y este viene, sobre todo, del hartazgo que muestran estas comunidades porque sus autoridades locales no les brindaban la seguridad.

 

La regularización deberá incluir –estoy convencido– primero, el conocer a cada una de las personas que se declaran como autodefensa; segundo, saber y limitar el número de cada una de ellas; tercero, el tomar nota sobre el armamento que tienen en su poder; cuarto, el que las autoridades tanto militares como gubernamentales especificas en materia civil, sepan y autoricen la portación de ese tipo de armas, porque estamos viendo que no son las armas comunes y corrientes que tiene una policía normal, pistolas o algunos rifles, sino que estos son rifles de asalto y de alta potencia; y por último, que se les dé capacitación para que puedan –entonces sí– estar en mejores condiciones para poder llevar a cabo su cometido.

 

Con la regularización y legalización cubriendo todos estos aspectos, estoy seguro que se la da una salida correcta a este fenómeno que se ha estado presentando en el estado de Michoacán, y que parece proliferar en otras regiones.

 

Estaremos en el Congreso y, en especial, el Grupo Parlamentario del PRI muy atentos a que se cumpla con todo ellos, porque seguir la ruta de la simple tolerancia de las autodefensas, sin la regularización especifica, sería –simplemente– acompañarlos al conflicto en el cual terminaremos como ha sucedido en otras partes del mundo.

 

P.- La oposición, los legisladores de la oposición le apuestan en echar abajo la Reforma Energética a través de una consulta popular o unas controversias sometiendo en la Suprema Corte de Justicia de la Nación, ¿esto va tener alguna repercusión en la Reforma Energética?

 

Otra pregunta, para el PRD también es importante la Reforma Política en el Distrito Federal, ¿Ya el Distrito Federal también está preparado para que tenga su autonomía?

 

R.- La tarea del PRI en Cámara de Diputados será continuar la ruta de las reformas, éstas que están cambiando las expectativas del crecimiento del país. Vamos, que nos ayuden a dejar muy atrás la mediocridad del crecimiento que hemos tenido en los últimos 15 o 20 años mínimamente; solo cambiando, es como podremos obtener resultados distintos.

 

Y es por eso,  que hemos llevado a cabo todas estas reformas que ya hemos comentado y con la secuencia que ustedes conocen: desde la Laboral hasta la Energética.

 

Continuaremos trabajando con ese propósito y objetivo que es sumamente noble, no dejamos de observar que otros grupos parlamentarios, interesadamente y con toda legalidad y legitimidad, busquen procedimientos distintos a los legislativos para no permitir los avances.

 

Ahí se encuentra –quizá– esta propuesta que una consulta popular pueda venir y echar abajo lo que ya hemos avanzado para transformar el país, lo cual está todavía a discusión si es posible que eso suceda o no, la última palabra –como ustedes bien la saben, en el momento en que lo intenten– será la Suprema Corte de Justicia, en donde nosotros también nos haremos oír.

 

Como también en la Suprema Corte de Justicia estará la decisión de si avanzan. En lo particular creo no hay mérito alguno para así suceda, las controversias o acciones de inconstitucionalidad que estén intentando interponer otros grupos parlamentarios en materia Energética o en materia Fiscal.

 

Estoy convencido que estos procedimientos de algunos legisladores, tienen más fuerza mediática que legal y constitucional, lo que buscan es –en la ruta que es inevitable, del encuentro de las elecciones en el 2014 y en el 2015– tener un discurso que venga a acomodarse a sus pretensiones.

 

Por cierto, ir en contra de los cambios y las reformas, es el discurso más fácil que se puede encontrar. Construir las reformas necesita discursos más elaborados y con objetivos más definidos.

 

El Distrito Federal, ha visto –desde hace unas décadas– reformas que lo han ido acercando a la consideración de que alcance –de una vez por todas– su calidad de Estado y reconocimiento –al respecto– con todas sus consecuencias.

 

Hay una iniciativa que en el Senado de la República se está estudiando desde hace ya algunos meses, creemos que estamos en posibilidad, haciéndole algunas correcciones, de votarla, para mayor seguridad, todavía garantías de los ciudadanos que habitan en Distrito Federal.

 

P.- Por ejemplo, ustedes como partido en el poder, ¿creen que fácilmente las autodefensas van a deponer las armas, para incorporarse, en un eventual caso, a estas policías comunitarias o a la policía municipal?

 

Ayer el senador Emilio Gamboa decía que si a partir de este 2014, no se refleja en los bolsillos de los mexicanos, los efectos de estas reformas estructurales que han hecho, pues tendrían que repensar el trabajo que realizaron. ¿Ustedes estarían dispuestos?

 

R.- No sé si sea fácil, pero sí es lo correcto lo que se está haciendo, si hay la aparición de estas llamadas autodefensas, por los motivos que ya manifesté, donde un grupo de víctimas se arman para garantizar su seguridad, lo correcto es que entendiendo el fenómeno, el gobierno abra las puertas para su regularización, mediante reglas específicas que deban cumplirse.

 

De lo contrario, el Estado está obligado a hacer que se depongan las armas de cualquiera, que aunque tenga motivos tan específicos y entendibles como éste, lo quiera intentar de su propio modo.

 

Para eso es que está el Estado, para brindar seguridad y si hay quienes quieren acompañar al Estado en este cometido, que regularicen su posición y así entiendo la posición del gobierno mexicano.

 

El senador Emilio Gamboa tiene toda la razón, lo que los mexicanos están esperando es que sus condiciones de vida mejoren, confían enormemente en que estas reformas nos lleven sobre esa ruta, pero como bien se ha manifestado en distintos lugares, incluso lo ha hecho el mismo Presidente de la República, esto no sucederá de manera automática.

 

Las Reformas Constitucionales para que cristalicen en sus propósitos, necesitan de las reformas y leyes reglamentarias, y a partir de la aplicación de las leyes reglamentarias, es como nosotros esperamos que se empiecen a ver los resultados.

 

Por cierto, los primeros resultados deberán estar en el ánimo de los mexicanos, que mínimamente saben que se está haciendo lo necesario y lo correcto, enfatizando en las reformas que deben pasar en México, para que las cosas buenas sucedan.

 

Por cierto, creo que el humor colectivo, hoy nos indica que de permanecer como estamos, seguiremos en igualdad, de lo que es pobreza y hambre, como se vive en México; solamente el crecimiento económico que viene acompañando a estas reformas, en base a la inversión en el país, es lo que generará empleo, con esto ingresos y así el combate a la desigualdad.

 

Los programas sociales que se implementan en algunas regiones, sirven simplemente para paliar lo que es la pobreza y la desesperación, pero no para resolverla.

 

Lo único que resuelve sacar a los pobres en esta situación, es el empleo que viene con el crecimiento.

 

Los programas sociales de permanecer como única oferta y programa de gobierno, sirven para mantener pobres a los pobres, por el resto de sus días.

 

Muchas gracias a todos ustedes.

 

—000—