El PRI vuelve a manifestar que buscará armonizar la LFT

Pregunta.-  Sobre la reforma laboral, se regresa a la Cámara, ¿Va a haber reforma laboral, qué va a pasar?

 

Respuesta.- El Grupo Parlamentario del PRI saluda el trámite parlamentario de una minuta que hemos recibido por parte del Senado, que aprueba el 95 por ciento de todos los artículos que en Cámara de Diputados modificamos de la Ley Laboral.

 

La Cámara de Diputados, en particular, la fracción parlamentaria del PRI saluda el trabajo que se hizo en la Cámara de Senadores, en donde se aprobó más del 95 por ciento de su contenido, de las más de 400 reformas y adiciones que sufrieron los cerca de mil 100 artículos de la Ley Federal del Trabajo.

 

Se trata de un esfuerzo muy importante a través de este novedoso instrumento, que es la iniciativa preferente, que se llevó a cabo en términos, en los tiempos y formas que la misma Constitución señala para tramitar las iniciativas preferentes, dentro de los 30 días que se cumplieron, tanto en Cámara de Diputados ordenadamente como también en Cámara de Senadores.

 

Recibe, entonces, esta minuta el Grupo Parlamentario del PRI sabiendo que, primero, la misma no tiene el carácter de preferente y que deberá de ser turnada a la Comisión de Trabajo, a fin de que ahí se lleve a cabo todo lo que sean las negociaciones que nos permitan el resolver, en buena parte, los diferentes puntos de vista que tenemos sobre aspectos principalísimos.

 

El PRI vuelve a manifestar que buscará armonizar esta nueva Ley Federal del Trabajo bajo cuatro principios fundamentales, que son las cuatro patas de una mesa: El primero, transparencia; democracia; derechos sindicales y estabilidad laboral.

 

Una ley que no cumpla con esos cuatro requisitos, no es una ley que vaya a permanecer mucho tiempo ni que dé la seguridad y la estabilidad que todos estamos buscando.

 

Ya alcanzamos y en mucho, no obstante que hubo votos en contra, el concepto de modernización, el de modernización y competitividad bajo nuevas figuras de contratación, y sobre todo limitando en el tiempo lo que son los juicios laborales. Esto lo hace una ley moderna.

 

También hemos discutido sobre las distintas formas para garantizar más democracia sindical, más transparencia sindical y salvaguardar el principio de autonomía sindical y garantizar la estabilidad laboral.

 

Nadie se vuelve más demócrata poniendo una sola fórmula de elección de sus dirigentes.

 

Algunos partidos políticos no dejan de ser demócratas si no eligen directamente a sus dirigentes, en urna, con voto libre y secreto; o a sus coordinadores parlamentarios.

 

Tampoco se vuelve un partido completamente demócrata si elige a sus dirigentes o a sus coordinadores parlamentarios con voto libre, directo y secreto.

 

Las modalidades de la democracia deben quedar plasmadas también en las leyes. Por eso, seguiremos trabajando por más democracia, pero también combinada con autonomía sindical.

 

Hay un artículo, de los que envía Cámara de Senadores y que adicionó, y que está en duda, si es que la colegisladora tiene derecho a adicionar un artículo a una iniciativa preferente, porque el derecho de la iniciativa preferente lo tiene el Presidente de la República, no lo tienen los legisladores que para eso tenemos la posibilidad de llevar a cabo estas modificaciones de manera ordinaria.

 

Pero hay un artículo que se adicionó, que es el artículo 388 bis, con el cual estamos completamente en desacuerdo, porque esto es poner a subasta los contratos colectivos de trabajo, y eso no gira alrededor de la transparencia, de la democracia y de la estabilidad laboral.

 

El Grupo Parlamentario del PRI se compromete a tener reforma laboral.

 

El Presidente Enrique Peña Nieto tendrá una reforma laboral, una reforma que modernice al país, pero que salvaguarde también la defensa de los derechos de los trabajadores y dé estabilidad laboral.

 

Con esto, es como fijamos nuestra posición.

 

P.- ¿Entonces, el plazo podría ser de aquí hasta…no sabemos cuándo, y entonces ustedes qué sí de los ocho artículos avalarían y cuáles de plano no pasarían aquí?

 

R.- Los plazos los dirá la Comisión del Trabajo, que va a ir analizando esta minuta que ya se constriñe a conocer solamente de ocho artículos.

 

De tal suerte que, la Comisión del Trabajo nos dirá cuándo está preparada para poder concluir estas negociaciones, que nos permitan hacer esta combinación que no es fácil. Esta combinación de la que estamos hablando y que vendría a darnos una verdadera reforma laboral, que estabilice al país.

 

Esperemos a que la Comisión del Trabajo emita sus primeras conclusiones al respecto.

 

No soy yo el único que ya resuelve el tema de que la iniciativa pierde su carácter de preferente. Varios grupos parlamentarios, sobre todo apoyados por los mejores constitucionalistas, sabemos que la iniciativa preferente tiene dos etapas hasta ahora, mientras no esté reglamentada: los 30 días en cámara de origen y los 30 días en cámara revisora.

 

P.- Bajo esa perspectiva, ¿Cuál es el tiempo, ya no hay tiempo límite y la Comisión  del Trabajo tendrá todo el tiempo que requiera para analizarla; o sea, podría irse hasta el próximo periodo?

 

R.- El tiempo necesario para sacar una muy buena reforma laboral que le daremos a México.

 

El Grupo Parlamentario del PRI se compromete a darle al país una reforma laboral, que cumpla con todos estos requisitos, que garantice la estabilidad laboral, tanto para trabajadores como para empresarios.

P.- ¿Cuál es la postura del PRI en dos temas muy específicos, que los priistas no votaron en el Senado, relativos a voto secreto, democracia sindical y rendición de cuentas? ¿Aquí, cuál va a ser la postura específica de la bancada?

 

R.- La bancada del PRI vuelve a comentarles a ustedes que en la redacción del artículo 371, en donde trabajamos por la transparencia, al quitarle buena parte del articulado de la minuta, gira en contra de la transparencia.

 

Insistiremos en que el artículo 371 quede en los términos como salió de Cámara de Diputados. Los términos consisten en que debe garantizar el libre ejercicio del voto y que las modalidades, mediante las cuales puedan ser electos los dirigentes sindicales, podrán versar conforme lo acuerde la asamblea entre voto libre, directo y secreto; voto directo; voto indirecto.

 

Pero, adicionalmente, había en el articulado del 371, un esfuerzo por obligar a las organizaciones sindicales a que transparenten sus cuentas y a sancionar a aquellos que hagan mal uso de los recursos, y no estamos de acuerdo en que lo hayan suprimido en Cámara de Senadores.

 

Esa será nuestra posición y la seguiremos manteniendo en la Comisión del Trabajo para sacar un buen dictamen; este buen dictamen, quiero señalarlo, deberá también de contemplar nuestras exigencias de democracia sindical; transparencia; respeto a la autonomía sindical y estabilidad laboral, que es lo que necesita este país. 

 

P.- Ayer el diputado Aureoles dijo que ellos están dispuestos a discutir una nueva reforma, que tenga que ver precisamente con eso de la flexibilidad laboral, que es en lo que ellos no están de acuerdo ¿Cuál es la posición del PRI, respecto a este tema?

 

Ya nos dijo su posición, respecto a lo que es transparencia, democracia y rendición de cuentas, ¿Y respecto a esta flexibilidad laboral? ¿Se van a esperar a que el presidente electo Peña Nieto envíe una nueva reforma o qué va a pasar?

 

R.- El Grupo Parlamentario del PRI seguirá trabajando sobre la minuta que envió la Cámara de Senadores y que nosotros ya habíamos aprobado en Cámara de Diputados. El avance es mayúsculo, el trabajo que se hizo de conciliación es muy apreciable.

 

Hoy tenemos, solamente, que resolver algunos temas de lo que pueden ser las posiciones políticas de cada partido político.

 

Queremos armonizar unas y otras. No es fácil, y quizá por eso se tardó 42 años en transformar esta ley y puesta en ruta de la modernidad, el hacer una nueva Ley Federal del Trabajo, sobre todo que nos contemple en el siglo XXI, en donde todos tienen que sacrificar algo.

 

No fue fácil convencer a los trabajadores de que aceptaran como venía en la iniciativa, el pago por hora. No fue fácil convencerlos de que los juicios laborales se constriñan a 365 días. No fue fácil convencer a los trabajadores de que podían llegar a hacerse contratos de medio tiempo.

 

Hubo muchos asuntos en los cuales recibimos la comprensión de todos ellos, y la seguiremos buscando en Comisión. La solidaridad y comprensión de todos para sacar una buena ley que le sirva a México, no a las fobias o a las filias de algunos partidos políticos.

 

P.- ¿Enrique Peña Nieto llegará ya al gobierno, como presidente, con una nueva reforma laboral y si se ha planteado la posibilidad de que se publiquen los artículos que no están controvertidos, y dejar los temas que han causado controversia, dejarlos para un debate posterior?

 

R.- El Grupo Parlamentario del PRI en Cámara de Diputados se compromete a que el Presidente Enrique Peña Nieto tenga una reforma laboral que, verdaderamente, cuide todos los principios y nos dé garantías y estabilidad laboral.

 

La Comisión del Trabajo que, recibirá en el momento en el que nos sea enviada la minuta, porque hasta ahora no tengo conocimiento de que la hayamos recibido, la minuta de la Cámara de Senadores, y estamos leyendo solamente versiones estenográficas de lo que puede ser su contenido.

 

La Comisión del Trabajo, como les comentaba, deberá de analizar cuál vendrá a ser la metodología con la que abordaremos estos artículos en los cuales no existe acuerdo pleno.

 

Pero lo que ya está aprobado por ambas cámaras, estará listo para que se publique cuando cumplamos una segunda ronda de aprobaciones o desacuerdos en Cámara de Diputados, y la minuta, en el caso de ser modificada, regrese a Cámara de Senadores con una autorización para que se publique todo en lo que estamos de acuerdo, y se reserven aquello que todavía tenga discusión. Esto lo dice el Artículo 72 constitucional.

 

Nosotros no podemos, como cámara de origen, en este momento, el mandar publicar todo en lo que estamos de acuerdo y quedarnos a discutir el diferendo.

 

Haremos nuestro trabajo apegados a la ley y a las normas constitucionales.

 

En el caso de que nosotros –por poner un ejemplo— pensáramos en publicar lo acordado y quedarnos con lo no acordado, estaríamos violando la ley y estaríamos sujetos a que cualquiera pudiera ir a una acción de inconstitucionalidad, porque no hemos cumplido con el trámite ordenado de desahogo de una minuta.

 

Es lo mismo que podría suceder, si la seguimos considerando preferente. Le estaríamos dando la razón a quienes ya están pensando en irse a la acción de inconstitucionalidad, porque no se garantizó y se le dio seguimiento a lo que es el procedimiento legislativo.

 

Iremos con paso firme y a la velocidad adecuada, para que tenga México una reforma laboral que le sirva.

 

P.- ¿Entonces, habrá reforma antes del primero de diciembre? ¿Entonces usted dice, los tiempos son ya infinitos?

 

Concretamente, insistiéndole en el tema de democracia sindical, ¿Esa parte ustedes no la van a aprobar?

 

R.- Lo que quiero es deshacer este nudo, en el cual parece que lo único que se discute es democracia y transparencia.

 

El PRI no está en contra de la democracia ni de la transparencia, ni tampoco en contra de la autonomía sindical, ni a favor de la inestabilidad laboral. El PRI quiere esas cuatro, juntas, para que le sirvan a México.

 

Insisto, el procedimiento democrático que dispusimos y que votamos como PRI en el artículo 371, viene contemplando el voto libre, directo  y secreto, que nadie se engañe y que a nadie engañen de que no lo estamos proponiendo; claro que lo estamos proponiendo, combinándolo con autonomía sindical.

 

Las modalidades a las que estarán sujeto las elecciones de los trabajadores, de los dirigentes de los trabajadores, las resolverán en el mismo sindicato y sus agremiados.

 

Nosotros estamos a favor de la democracia, y estamos a favor de la transparencia, por eso es que buscamos que también el articulado completo del 371, en donde venía la obligación de los sindicatos a transparentar sus cuentas y a ver en sus estatutos la sanciones que serán sujetos aquellos que hagan mal uso de sus recursos, buscaremos que nuevamente regresen.

 

Pero también, haremos lo necesario para que la  autonomía sindical consagrada en el 123 y también resuelta en todos los tratados internacionales sea respetada, porque de lo contrario, estaríamos sujetos a una controversia constitucional, y buscaremos estabilidad laboral para el país, que es lo más importante, que exista productividad en la estabilidad.

 

No es un trabajo fácil, como para poderlo contemplar de cuántos días se dan, nos vamos a dar los suficientes días o semanas, para lograr el propósito de armonizar esta ley.

 

P.- Lo que sucedió en el Senado está demostrando que hay nuevo PRI, el PRI de Peña Nieto, y que lo que había ocurrido en Cámara, manifiesta el PRI del pasado, ¿Qué consideraciones  tiene de esto? ¿Por qué no pudieron alinear esfuerzos los priistas senadores y diputados en la reforma laboral?

 

R.- No había escuchado la versión y no simpatizó con ella. Y segundo, el trabajo político de armonizar una ley, no se resuelve tan fácilmente  como sea la voluntad de unos y otros en contradicción.

 

He sabido que han venido aquí a decir, algún grupo parlamentario, que está de acuerdo con una parte y no está de acuerdo con otra parte de la reforma laboral. Eso no los vuelve menos demócratas y menos transparentes tampoco.

 

Lo que necesita una buena ley, es un buen ejercicio político que armonice los intereses tan encontrados que se están resolviendo en la misma ley.

 

No en balde nadie se atrevió a tocar está ley en 42 años y nosotros como Grupo Parlamentario del PRI, sí. Como dije al inicio, para que nadie se equivoque ni amarre navajas, estamos saludando el trabajo que hizo el Senado de la República y el Grupo Parlamentario del PRI, aunque no coincidamos en algunas de las cosas.

 

P.- Una vez que acabe la ronda de análisis de la minuta de estos artículos donde no hay acuerdo, ¿Qué tendría que pasar para que se apruebe o se publique  en lo que sí hubo acuerdo? Porque la izquierda dice que ellos van con un todo o nada, si no hay esto de democracia y transparencia como ellos lo votaron en el Senado, no van estar de acuerdo, ¿Tendrían que estar de acuerdo todos los partidos aquí en la Cámara y en el Senado o sólo una parte?

 

R.- El artículo 72 constitucional es muy claro, solamente la Cámara que recibe en segunda vuelta esta minuta, podrá en el caso de que exista acuerdo entre las dos cámaras, publicar aquello en lo que ya hemos votado a favor y reservarse todo aquello que haya sido rechazado en alguna de ellas.

 

Estaremos en el supuesto, de que solamente si nosotros como cámara de origen, volvemos a enviar modificaciones a Cámara de Senadores, Cámara de Senadores con nuestra autorización podría publicar todo aquello en lo que está de acuerdo y reservarse lo demás.

 

Es un procedimiento que existe detallado en el artículo 72 constitucional.

 

P.- ¿Pero tendrían que estar de acuerdo todos los partidos para que se publique?

 

R.- Las cámaras no son todos los partidos, la cámara se maneja por mayoría.

 

P.-  Cuando usted habla de que el PRI se compromete a sacar una reforma que garantice la estabilidad laboral para trabajadores y empresarios, la minuta como viene ¿No lo garantiza?

Usted dice que una reforma que le sirva a México, no ha a las fobias o filias de algunos partidos políticos ¿A quiénes se refiere?

 

R.- A todos los que no estén de acuerdo con mi posición, pero al final de cuentas así lo haremos.

 

Es importante el que nosotros aclaremos. No estamos, en el Grupo Parlamentario del PRI, de acuerdo con el nuevo artículo que adicionaron en Cámara de Senadores, el 388 bis, que es una invitación a la inestabilidad laboral y a que exista una subasta de contratos colectivos de trabajo.

 

Nos oponemos terminantemente a que enmascaren esta inestabilidad laboral en supuestos procedimientos para poder solicitar el ser tenedor de un contrato colectivo de trabajo.

 

Nos parece que este artículo es no nada más inadecuado, sino inconveniente para la estabilidad laboral.

 

P.- Cuando menciona que se tomarán las semanas que se sean necesarias ¿Están considerando enfriar lo suficientemente esta iniciativa?

 

No congelarla, sino enfriarla lo suficientemente como para que se acaben los tiempos del presente sexenio y puedan resolver con la mayoría que tiene el PRI en las cámaras o el número que tiene el PRI al menos aquí en Diputados,  para que sea Peña Nieto el que tenga que publicar la iniciativa y no haya observaciones del Ejecutivo cuando ustedes rechacen estos artículos con los que ustedes no están de acuerdo.

 

¿Ese podría ser un escenario dentro de unas cuatro o cinco semanas?

 

R.- Lo que buscamos es que los ánimos se enfríen y se serenen,  sobre todo, lo posiciones radicales.

 

México ya conoce historias de frustración con las enchiladas completas, que terminan por congestionar al que se la come. De tal suerte que buscaremos sacar esta reforma laboral en el tiempo adecuado en el cual se resuelva lo que le conviene a México, no lo que le conviene a un partido o a otro.

 

Nosotros no estamos apoyando a quienes se han declarado abiertos enemigos de las dirigencias sindicales o aquellos que son enemigos de los empresarios.

Nosotros somos amigos solidarios de los mexicanos y queremos que se armonicen posiciones tan distintas de unos y otros en una legislación moderna.

 

P.- ¿Pero sí son amigos…?

 

Somos amigos de los derechos sindicales, alcanzados durante muchos años en una lucha perpetua entre dos factores de la producción; el trabajo y los empresarios, hacerlos convivir a ambos en una buena legislación, es tarea de un buen político.

 

Muchas gracias.

—000—