El PRI trabajó buscando conciliar intereses

Da click aquí para escuchar y descargar el audio de la entrevista al Diputado Beltrones

Pregunta.- Mucha gente se sigue señalando las expectativas que tiene esta Legislatura, sin embargo, las expectativas se van borrando a medida que llega el primero de diciembre, ¿podría cambiar el país verdaderamente como es necesario, para tener empleos, ese crecimiento y ese desarrollo económico para las familias?

 

Respuesta.- Esta Legislatura tiene un gran compromiso por los próximos tres años, que ya demostró –con enorme solidez y solidaridad–, con la reforma a la Ley Federal de Trabajo que hace 42 años no se llevaba a cabo.

 

En verdad, ninguna otra Legislatura fue capaz de procesar una reforma laboral tan compleja, como la que llevamos a cabo el pasado viernes y sábado.

 

La Legislatura esta cumpliendo y con creces, con su compromiso de reformar al país.

 

Estoy convencido que a partir del primero de diciembre habrá de tomar todavía mejor brío con las iniciativas que el presidente, Enrique Peña Nieto, habrá de enviar a este Congreso.

 

P.- En la iniciativa privada, empresarios dicen que esta ley que aprobaron, estos cambios, son limitados en materia de outsourcing y que incluso va provocar miles de despidos.

 

Y las contrataciones también.

 

R.- Estoy convencido que esta Ley Federal del Trabajo difícilmente podría dejar satisfechos a unos y a otros, tuvo que caminar por el justo medio.

 

En el tema de la subcontratación, que se hacía de manera indiscriminada y sin reglamentación, hoy la hemos reglamentado para que  se cumpla con el propósito, sí, de tener subcontratación pero los que subcontratan y los que contratan no queden exentos de cumplir con sus obligaciones en seguridad social para los trabajadores y el pago de impuestos.

 

Sé que a muchos no les gusta que se reglamente y que se les ponga y disponga lo necesario para que no violen la ley. Pero nosotros hicimos lo correcto.

 

P.- Sí se negoció lo que es la democracia en los sindicatos, con la apertura en la flexibilización de los salarios.

 

R.- De ninguna manera. Lo que hicimos fue hacer caso omiso de aquellos que pensaban que la única forma de tener una buena reforma laboral, era fastidiando a los obreros y los sindicatos, como también alejándonos de aquellos que pensaban que la única forma de tener una buena Ley Federal del Trabajo, era molestando y fastidiando a los empresarios.

 

El PRI lo que trabajó fue el centro-izquierda –como siempre lo es ideológicamente– buscando conciliar intereses.

 

Aquí no se trata de fastidiar a los trabajadores ni de molestar a los empresarios, sino hacer que tengamos una ley que le sirva a México.

 

P.- La demanda anual histórica de empleos de aproximadamente un millón y cuarto de personas, ¿con esta nueva ley no se toman en cuenta factores económicos internos y externos para que contribuyan a la economía?

 

R.-  Esta Ley Federal del Trabajo no crea empleos, facilita la inversión para que se creen empleos.

 

P.- Parecía que los empresarios quieren una ley a modo. ¿Los empresarios querían una ley a modo, con estas críticas que ya están haciendo?

 

R.- Nosotros no trabajamos al contentillo de cualquier sector que tiene muy particulares, específicos y legítimos intereses; lo que le toca a la política y a la Cámara de Diputados es conciliar entre unos y otros.

 

Difícilmente se puede lograr una Ley Federal del Trabajo que le acomode a quienes son distintos. Es como intentar hacer un traje que le quepa a un ciudadano de dos metros y que le ajuste perfectamente a uno de 1.50.

 

P.- Sobre los hechos ocurridos en Motozintla, Chiapas.

 

R.- Son muy lamentables, sobre todo que la violencia y la barbarie le esté ganando al ejercicio de la política que amerita conciliación.

 

P.- Lo que sigue es el presupuesto. ¿Cómo se va a negociar este? Muchos diputados están señalando que sus estados reciben pocos recursos, que por eso no hay trabajo.

 

R.- Esperaremos que el Presupuesto que se envíe a esta Cámara, en primera instancia, resuelva esto, y si no lo resuelve aquí nos encargaremos.

 

P.- PAN y PRD amagaron con ir por más en el Senado, en materia de transparencia sindical. ¿Cómo ve esta postura?

 

R.- Estoy seguro que seguirán insistiendo estos grupos en lograr sus intereses, pero debe procurarse es que esta Ley Federal del Trabajo sea el equilibrio entre unos y otros.

 

Se trata de que la ley sirva a México, no a los intereses de cada uno de los partidos políticos.

 

Sé perfectamente bien la animadversión que hay por parte de algunos partidos que se dicen de izquierda, en contra del sindicalismo y sus organizaciones; o de los empresarios; como también conozco los intereses de una derecha que busca solamente privilegiar a los empresarios.

 

Nuestro interés es buscar conciliar. Que ni empresarios ni obreros son nuestros enemigos, que a los dos los necesitamos para que a México le vaya bien.

 

Gracias.

 

—000—