Conferencia magistral con miembros de la CAMESCOM A.C.

Ante miembros de la Cámara Española de Comercio A. C., el coordinador del Grupo Parlamentario del PRI, Manlio Fabio Beltrones, dictó una Conferencia Magistral sobre “Las Reformas Necesarias”.

Destacó que entre las modificaciones más sobresalientes, por su carácter estructural y que fueron aprobadas por la Cámara de Diputados, están la Laboral, la Educativa, en materia de Telecomunicaciones y de Competencia Económica; la Financiera; de Transparencia,  y la última gran enmienda, la Hacendaria.

Comentó que como producto de la alternancia política, se presentó nuevamente al PRI la oportunidad de estar al frente del gobierno, pero esta vez, con una mayor disposición para corregir los errores.

En esta segunda alternancia, dijo, el Presidente Enrique Peña Nieto resolvió que debíamos encaminarnos hacia una transición distinta y adicionalmente, corregir políticas públicas en materia económica, política y social, las cuales no operaron con la correcta funcionalidad en los últimos 12 años.

En estos años, agregó, fueron esfuerzos tímidos para hacer cambios de carácter económico y mínimas ideas de cómo atender la desigualdad y la pobreza en el país.

Esto, abundó, se conversó en el 2012, cuando hicimos un planteamiento para poder regresar y construir la segunda alternancia. Reconocimos que teníamos que construir, como una de las primeras piedras en nuestro país, los dos igualadores sociales que hay en el mundo: trabajo y educación.

Comenzamos con una reforma a la Ley Federal del Trabajo, que tenía cerca de 65 años de no haber sido tocada y se hizo una casi nueva.

“El debate fue bastante intenso, pero el resultado es que tuvimos nuevas figuras de la relación entre el capital y el trabajo, que desde hacía tiempo deberían haber estado presentes, tanto para dar certeza jurídica en la inversión, sin lastimar las garantías del trabajador y a su vez, dar la seguridad social a las familias mexicanas”.

La última vez que se había tocado esta ley había sido muy superficialmente, en 1971, en el sexenio del Presidente Luis Echeverría. “Hoy tenemos una ley que hace la gran diferencia para que las nuevas inversiones tengan certeza jurídica y la clase laboral, la garantía de trabajo en el futuro.

La reforma que siguió, dijo, fue la Educativa. Teníamos que atender varios  vicios y privilegios que se fueron acumulando durante muchos años, tanto en la planeación educativa como en la relación gremial, no sin dificultades como las que todavía estamos sorteando y que necesariamente, con la tolerancia debida, pero con la firmeza exigida, deberán de concluir en tiempos adecuados.

Sabemos lo que ha generado esta reforma, sobre todo en el aspecto de la movilización de quienes consideran que se lastimaron sus intereses de carácter gremial. Algunos esperarían, indicó Manlio Fabio, una sobre-reacción por parte de las autoridades, para que con cierta facilidad pasar de agresores a agredidos y con eso construir movimientos muchos más sólidos.

Posteriormente, teníamos que perfeccionar nuestra legislación en materia de Telecomunicaciones, lo que es hoy en día uno de los puntos de mayor inversión y de garantía de desarrollo económico en el mundo.

Junto a Telecomunicaciones, el tema de competencia económica, que busca reducir los espacios a monopolios u oligopolios, a fuerzas específicas que no permiten que nuestra economía se diversifique por los intereses particulares de algunos.

Esta lucha, sobre todo por abrir el tema de las telecomunicaciones a mayores jugadores tanto a nacionales como a internacionales, es algo de lo que no nos podíamos apartar.

Por lo que toca a la Reforma Financiera, señaló, pensamos que era el momento de hacerla aparecer, porque era muy estructural y necesaria.

Hay quienes mencionan si no debimos haber comenzado por otras reformas. Pero nosotros estamos convencidos de que era necesaria para hacer cambios profundos. Hoy está detenida en el Senado, pero por un elemento importante y a la vez mínimo, y que es el de dar facultad al Gobernador del Banco de México -y creo que sí se le debe dar-, para controvertir decisiones del IFAI, de transparencia, que pudieran afectar la estabilidad económica.

En cuanto a la Reforma en materia de Transparencia, refirió, hay dos temas que debemos cuidar: uno es, de la seguridad nacional; no todo puede ser público, y lo mismo en el tema de la estabilidad financiera, hay una serie de información básica, importante, que el Banco de México considera necesario salvaguardar, y por eso quiere tener esa facultad.

Ese es el ritmo de las reformas que nos hemos propuesto en el Congreso, en especial el Grupo Parlamentario del PRI. “Admito y saludo a otras fuerzas políticas que han coincidido en que esto suceda, a veces con unos y a veces con otros, pero el PRI que puede ser el eje o el poste sobre el cual deban construirse estas reformas para un México distinto, y que nos hacen, hoy, estar en la etapa de entrar de manera definitiva al tema energético”.

Por lo que toca al tema de la Reforma Hacendaria y Fiscal, reconoció  que se puede profundizar más en algunas cuestiones.

Creo que el tema de la consolidación fiscal, pasa. No es que lo hayamos liquidado, pasa a ser un nuevo régimen, es un régimen de sociedades, como existe en buena parte del mundo, pero acaba con    –lo que en muchos años, no todos, pero sí algunos practicaron– la compra indiscriminada de empresas con pérdidas para consolidarlas con las ganancias.

Aceptó que existe un largo y abierto debate sobre el tema de la homologación del IVA en las fronteras, pero hace mucho tiempo que había dejado de funcionar bien, se demostró que la diferencia del cinco por ciento,al cobrar el 11 por ciento y no el 16 como en todo el país, no era para beneficio de los habitantes, sino para los comerciantes e intermediarios.

Lo que estamos buscando es cambiar el apoyo, meterlo en un fondo para que mejore lo que son las condiciones en ese lugar.  Está también el tema de las importaciones temporales. ¿Qué es lo que busca la autoridad? Busca acabar con el abuso del contrabando de aquellos que simulan la importación temporal.

Entramos, como muchos otros países, a gravar los movimientos bursátiles, sin mezclar las transacciones comerciales.

Añadió que se hizo un cambio muy importante, en torno al Impuesto Sobre la Renta,además de que explicó la aprobación de déficit del 1.5 en momentos de inocultable desaceleración como parte de un programa contra cíclico.

Necesitamos, dijo, momentáneamente, en el 2014, inversión pública que haga las veces de una recuperación en el crecimiento del Producto Interno Bruto, mientras todo lo demás se acomoda y se impulsa sin financiamiento público.

Si traemos una caída del 3.5 al 1.4, podría llegar a ser    –como dice Banco de México– del uno, lo que necesitamos es inversión y volver a retomar  cierto crecimiento, mientras la economía hace su trabajo; mientras los inversionistas, mientras las oportunidades en este país, para eso se necesita Reforma Energética, hacen lo propio y recuperamos el nivel de crecimiento.

No nos oponemos a conceder lo que muchos llaman una reforma política, siempre y cuando sea la adecuada.

Creo, afirmó, que vamos en la ruta de conformar los gobiernos de coalición como una parte opcional en la Constitución, para que en lugar de coaliciones electorales, tengamos gobiernos de coalición.

En el tema de energía, concluyó, de lo que se trata es de cambiar el paradigma. En México la energía a sido consentida para la recaudación del gobierno y el nuevo paradigma debe ser que la energía tiene que utilizarse para la competitividad

 

 

—000—