Conferencia de prensa conjunta con el Senador Emilio Gamboa Patrón

Manlio Fabio Beltrones R.

Intervención del senador Manlio Fabio Beltrones R., en la conferencia de prensa conjunta con el Lic. Emilio Gamboa Patrón, al término del registro de su candidatura para coordinar a los diputados federales del PRI a la LXII Legislatura del Congreso de la Unión, celebrada en las instalaciones del CEN del PRI, el 8 de agosto de 2012.

MANLIO FABIO BELTRONES: Muchas gracias.

Gracias a todos ustedes por darnos esta oportunidad de poderles comentar cuál fue la decisión que asumí, al venir a registrarme el día de hoy como candidato a coordinar los esfuerzos de una bancada de 207 diputados de 500, que conformarán la Cámara de Diputados.

Decidí registrar mi candidatura, admitiendo que tenemos un enorme reto por delante.

Creo que el grupo parlamentario del PRI en la Cámara de Diputados, al igual que el grupo parlamentario del PRI en la Cámara de Senadores, con la fortuna de que si así lo deciden el día de mañana, elijan a mi amigo Emilio Gamboa Patrón, poseedor de una enorme experiencia y lealtad partidaria, tendrán también el gran reto de ir acompañando a un gobierno que ha planteado un cambio con rumbo, como el de Enrique Peña Nieto.

El pasado primero de julio concluyó una elección. Ahí mayoritariamente los mexicanos se expresaron a favor del candidato del PRI, Enrique Peña Nieto.

Hoy todavía en manos del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, como última instancia de orden legal, se encuentran también los últimos alegatos de cualquiera que no se considere satisfecho con esos resultados, no obstante la contundencia de millones de votos a favor de él.

Creo que esto habla que vivimos en un estado de derecho, en donde la legalidad da legitimidad. Y que al cumplirse todo el proceso legal, obtendremos entonces las conclusiones de un proceso completamente legítimo, en donde tendremos Presidente de la República –convencido estoy que será triunfador el candidato del PRI–, como también un Congreso que deberá asumir enormes responsabilidades para hacer los grandes cambios que permitan que México crezca al 6 por ciento, logre con ese crecimiento repartir mejor los resultados de la riqueza, acabar con la desigualdad y la pobreza, y a través de ello luchar en contra de la desigualdad. No es un reto menor.

Y por eso es que estoy seguro que el esfuerzo coordinado de todas las diputadas y de todos los diputados de la LXII Legislatura, serán importantes para que esto se lleve a cabo.

Creo que México puede salir de la mediocridad. Y creo que lo puede hacer encabezado por un buen gobierno y con un Presidente de la República, como Enrique Peña Nieto; y con un Senado y una Cámara de Diputados solidarios con ese gobierno.

Que nadie se engañe, asumiremos dos compromisos en el caso que nos toque coordinar esa bancada de la Cámara de Diputados.

El primero, reconocer que somos el grupo mayor, porque no hay mayoría en el Congreso.

Y el segundo, que somos el grupo mayor del partido en el gobierno, por lo cual la agenda de este grupo mayor será la del próximo Presidente de la República.

Si no nos confundimos, si todos aceptamos nuestra realidad, será mucho más fácil poder conseguir esos cambios que le darán rumbo a la Nación y sobre todo crecimiento a nuestra Patria, es por eso que he venido a registrar mi candidatura.

PREGUNTAS Y RESPUESTAS.

PREGUNTA.- ¿Cuál va a ser la relación que ahora tengan las fracciones parlamentarias del PRI, ahora que hay un gobierno priista; un gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto?

Y también preguntarles sobre ¿Cuáles van a ser las principales reformas que van a impulsar en este inicio de la legislatura?

MFB.- Quisiera apoyarme en lo que acaba de expresar mi amigo el licenciado Emilio Gamboa, y decirte algo que es importante que se pueda conocer y reconocer en esta circunstancia, en la cual vivimos la segunda alternancia en México, en la que estamos a punto de que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación consigne que el PRI vive esa segunda alternancia regresando a la Presidencia de la República, con una bancada mayor en la Cámara de Diputados, con una bancada mayor en la Cámara de Senadores.

Esta bancada mayor reconociéndose en la división de poderes, no obstante sabe que esto le garantiza la pluralidad, en donde ningún partido político es el que por sí solo constituye la mayoría.

La pluralidad garantiza la división de poderes. En el caso de la bancada mayor, es la que puede también asegurar que los programas de gobierno, las iniciativas del gobierno y sobre todo aquellos propósitos del gobierno, sean defendidos y perfeccionados por esa bancada en la Cámara de Diputados o en la Cámara de Senadores.

No perdemos nuestra autonomía, pero nos reconocemos en nuestra pertenencia de un partido en el gobierno, de tal suerte que ese grupo mayor necesitará en el futuro aliados. Aliados para hacer que las reformas pasen, pero es la hora en la que el PRI busca aliados para gobernar, no para ser gobernado, de tal suerte que esto se logre en el propósito de poner esta agenda que bien comentaba el licenciado Emilio Gamboa, sobre la mesa, a discusión de todos los demás participantes del Congreso.

PREGUNTA: Dos preguntas les quiero hacer. Una, si todo lo que está pasando ahorita, aunque digamos que cuando el Tribunal decida le puede dar legalidad a la elección y hasta legitimidad al candidato presidencial, de cualquier forma, aunque esto suceda así, el movimiento 132, lo que está pasando con el PRD, con Andrés Manuel López Obrador, tuvo y tiene una influencia real para que no se den tan fácilmente los acuerdos.

¿Ustedes ven que este primer año no va a ser muy sencillo o creen que van a poder acordar con el PRD, el PT y el mismo PAN, que una buena parte del PAN está bastante levantada en contra de la elección y del triunfo de Enrique Peña?

Por otro lado, el candidato ha hablado principalmente de estas cuatro reformas de las que ustedes hablaron y también de otras dos, una del IFAI, y la otra no recuerdo bien en este momento.

¿Sería una prioridad de ustedes o más bien lo van a dejar a cómo discutan en las Cámaras y a las propuestas que tengan los demás partidos también?

MFB.- Es y creo además consensado con los propósitos de la campaña y lo que se recogió también por candidatos a diputados y senadores del PRI en el territorio nacional en los últimos meses, es presentar una propuesta anticorrupción con transparencia, que es muy importante no nada más a nivel nacional sino a razón de los Estados y Municipios y el lograr el que la anticorrupción, la transparencia se vea premiada en el futuro con suerte con una consistencia en todo lo que es el trabajo parlamentario.

El proceso de la elección va a continuar en los órganos de la legalidad establecidos en las reglas  que todos contamos para esta elecciones. Hay contundencia en la votación, millones de votos, la diferencia del principal contenedor de los mismos que es el ganador de los mismos Enrique Peña Nieto, con su segundo lugar que se encuentra como perdedor en las elecciones, esa consistencia de votos deberá ser evaluada por el Tribunal, ya el IFE lo hizo en un informe circunstanciado, por cierto sumamente sólido al respecto.

Tal vez ya es hora de que el Congreso deba dejar en manos del Tribunal la calificación de la  elección como es su responsabilidad y ponernos a trabajar alrededor de las reformas que México necesita y los acuerdos que son necesarios y los mexicanos están esperando. De tal suerte que estoy convencido que después de la elección que tengamos de estas coordinaciones, debemos de empezar a hacer los primeros acercamientos con las otras bancadas de los distintos partidos políticos a fin de acordar y tratar de negociar y sobre todo de hacer los cambios. Por ello  creo que resulta indispensable diferenciar el proceso electoral de lo que habremos ya de construir e iniciar el próximo 1 de septiembre cuando se instale el Congreso de la Unión.

El Congreso de la Unión tendrá todavía mucho trabajo del 1 de septiembre al último día de noviembre, para cumplir con su responsabilidad antes de que tome posesión el próximo presidente de la República que será el que más votos obtuvo el pasado 1 de julio.

PREGUNTA.- Gracias, buenas tardes, yo quiero preguntarles a los dos, se ha acusado al PRI de de haber frenado las reformas en el Congreso, quiero saber sí ahora  en la nueva legislatura esto puede cambiar.

 La segunda, si me regala cada uno su posición personal sobre la posibilidad de aplicar IVA en alimentos y medicinas.

 Y la tercera sería, como desde hace varios días se han mencionado sus nombres, hemos visto que algunos analistas han realizado ciertas críticas, ustedes consideran que representan el rostro del nuevo PRI.

MFB.- Creo que es necesario puntualizar que se acabaron las elecciones, se tomaron las decisiones y todos tenemos que ponernos a trabajar en beneficio del país, yo podría decirte Claudia que si tuviera otro rostro lo enseñaría pero este es el mío y es al que le gustan las reformas y los cambios sobre todo en lo que no funciona.

No vieja política o nueva política; hay política que funciona, que hace que las cosas pasen, para eso es la política, no hay riña generacional, lo único que nos puede confrontar es una visión sobre el pasado que quieren hacer funcionar hoy o una visión sobre el futuro que nosotros queremos poner a funcionar.

Por ello la actitud es importante y yo veo en esta LXII legislatura y en la fracción del PRI en la Cámara de Diputados y de Senadores en quienes la conformaran, una actitud que quiere que se lleven a cabo  los cambios y las reformas no es cuestión de dar es deseo de que México se transforme y avance.

PREGUNTA.- ¿Y sobre el IVA?

MFB.- Mencionábamos  ahorita que en la agenda, está incluido lo qué debe de ser una reforma energética que nos permita aprovechar las oportunidades que hoy tenemos, sobre todo en lo referente a que, demos paso a la participación de los particulares, sin privatizar lo que son los energéticos  en propiedad de la nación y de los mexicanos, adicionalmente como lo ha planteado y bien el candidato a la Presidencia de la República hoy triunfante y próximamente presidente de este país Enrique Peña Nieto, una política social de carácter universal, que necesita recursos y para ello entonces ay que voltear a ver sobre lo que puede ser una reforma hacendaria y fiscal, que necesariamente tendrá que pasar, originalmente por la Cámara de Diputados y esta, estoy seguro que deberá considerar primero acabar con los privilegios,  segundo  evitar o usar en contra de la evasión fiscal, tercero simplificar para poder recaudar mejor y cuarto generalizar para cobrar de la mejor manera.

En la generalización habremos de estudiar todas las hipótesis posibles, alguna de ellas que sus impuestos al consumo se generalicen siempre y cuando, se considere que no se puede tratar igual a los desiguales, un país con tanta pobreza y desigualdad no debe tener un sistema que le cobre lo mismo a los pobres que a los ricos.

PREGUNTA.- Perdonen ustedes pero de aquí al infierno o de aquí al cielo está empedrado de buenas intenciones y el tratar de sacar adelante las reformas suena muy bonito, no cree usted que puede haber venganzas en el Congreso, y  lo último, pareciera o suena  básicamente que con todo lo que están ustedes diciendo de lo que van hacer va a ver subordinación absoluta del Congreso al Ejecutivo Federal esto  va ocurrir, va a suceder de que todo lo que mande el Presidente va a salir sin ninguna discusión o sin cambios al final de cuentas.

MFB.- Juan Carlos en política como en la vida no hay nada que sea completamente bonito completamente feo, casi siempre se acomoda a la circunstancia, en este caso vivimos en una circunstancia que es evidente que las cosas no están bien, que México no crece y al no crecer se ha generado más desigualdad y más pobreza y que todo eso nos ha traído inseguridad.

Hay que hacer las reformas, hay que lograr hacer que cambie el país, pero yo sí puedo darles una garantía, un Congreso como el que ha quedado conformado por la voluntad popular, como el actual en donde ninguna fracción parlamentaria pos sí sola tiene mayoría imposible que se subordine al Ejecutivo Federal.

Tan eso es cierto, como lo es también que una fracción parlamentaria de un partido en el poder se debe en buena parte al mismo y tiene que cumplir y hacer cumplir con esos intereses.

Cada uno de los miembros del congreso y las fracciones parlamentarias del congreso, son eso representantes de intereses que deben de hacerse valer pero como ninguno de ellos tiene mayoría, necesariamente tendrán que pactar, tendrán que aliarse para hacer que las reformas pasen.

Esta es la bondad de esta democracia que por cierto por sexta ocasión, no le da a ningún partido político el  carácter mayoritario, lo que ha pasado anteriormente es que aquella, fracción que ha sido privilegiada como la mayor a lo mejor, no ha encontrado los aliados correctos para hacer que las cosas pasen, adicionalmente de que no ha podido construir esas mayorías estables para darle al ejecutivo la capacidad y la posibilidad de dialogar en la construcción de un México moderno, hoy estamos en la ruta de intentarlo nuevamente y creo que ese es un propósito noble, que en buena parte estimula y alienta al Partido Revolucionario Institucional.

Dije hace un momento y lo reitero, que nadie se engañe nadie tiene mayoría en el congreso, pero el grupo mayor acompañara siempre al partido en el poder y a quién lo represente en el mismo y en este caso es el que obtuvo el  mayor número de votos y está plasmado en los resultados que nos dio el IFE. Y es Enrique Peña Nieto.

PREGUNTA.- Hola buenas tardes me llama la atención en el caso de generalizar impuestos, pero que no se pueden cobrar de manera igualitaria, ¿podemos hablar de eliminar la tasa cero y establecer tasas diferenciadas hacia las clases de menos recursos? lo pregunto porque es una duda que no es de ahorita sino de hace muchos años. Buscamos esa fórmula que yo creo que ya ha de haber algún proceso para ampliar en la mesa de negociaciones.

En cuanto a la energética y la laboral también hay dudas. En la laboral ¿que va a hacer el PRI? porque no solo  tiene que negociar con las fracciones del Congreso, tiene que negociar con las cúpulas obreras y con la cúpulas empresariales, ¿estos acercamientos como van, ya los emprendieron que están haciendo en este sentido? Y cuando hablan de que se tiene que reconocer que no son mayoría y que hay que buscar alianzas, ¿le hace una petición obvio al PAN de que sea reciproco’, ¿estaríamos hablando de un cogobierno entre el Poder Ejecutivo y el Legislativo?, para establecer estos acuerdos donde, donde no todos pueden ganar sino que van a tener que ceder bastante ante las peticiones de la otras fracciones.

MFB.- La política es un proceso complejo, y para eso es, para resolverlo.

Hace un momento hablábamos de venganzas de algunos, que éstas en verdad no surten efecto en un proceso político correcto; ni venganzas, ni mezquindades.

Los agravios de las elecciones siempre quedan atrás, después de las decisiones.

No hay nada peor en la política, que un político con amargura.

En este caso creo que todos aquellos que conformaremos el Congreso, tenemos que tener plena disposición, acercarnos a los acuerdos. ¿Por qué a los acuerdos? Porque se fue el mandato de un pueblo que no le quiso dar la mayoría a ningún partido político.

Pero sí le dio la fracción mayor al Partido Revolucionario Institucional, al igual que el mayor número de votos a su candidato a la Presidencia de la República, Enrique Peña Nieto.

A partir de eso, nosotros tenemos que poner transparentemente sobre la mesa cuáles son las reformas que pensamos que nos pueden llevar a superar este estado de mediocridad en el que nos encontramos, en el crecimiento económico y los resultados que trae consigo.

Por ello creo que en el tema fiscal nada está escrito, pero todo apunta a que primero nos tenemos que hacer cargo de acabar con los privilegios, de buscar cómo reducir la evasión fiscal, simplificar para el mejor cobro y después buscar en la generalización, el que no se agrave al que menos tiene.

Es todo un proceso que habremos nosotros de llevar a cabo, sobre todo cuando estudiemos la Ley de Ingresos y posteriormente la distribución de esos ingresos en el Presupuesto.

Por cierto, les recuerdo que como lo señala nuestra ley, en este inicio de gobierno que se llevará a cabo el primero de diciembre, es que particularmente todo este proceso de ingresos y egresos los viviremos en el mes de diciembre, no antes, como se acostumbra en cualquier año normal. Esto es posterior a una fecha de elecciones.

Ahí también habremos de ver en lo que ya se avanzó, en esto que se da en llamar una reforma laboral, y que estoy seguro que habremos de concluir en una buena negociación para hacerla pasar con la mitad más uno.

Creo que es necesario buscar los consensos, pero no hay que casarnos con la unanimidad. Las cosas tienen que suceder, siempre a razón de las mayorías.

Algo parecido deberá de suceder con la parte energética, sobre todo en el descubrimiento de dónde están nuestras nuevas potencialidades.

No en la discusión sobre la propiedad del petróleo, que éste es de la Nación y de los mexicanos, sino las potencialidades de poder aprovechar una dinámica que en el mundo parece contraria al crecimiento y que en México se presenta con oportunidades de poderse concretar favorablemente.

Hablo del inicio, ya que esta es la fracción mayor a la que aspiro coordinar en la Cámara de Diputados, pero dije y reitero que es la que mayor responsabilidad tiene, de poner sobre la mesa lo que piensa debe suceder en el país y de acompañar al próximo Presidente de la República, porque pertenecemos al partido en el poder, futuro.

PREGUNTA.- No creo que el PRI no tendrá ninguna dificultad con la negociación con el resto de las fuerzas políticas en la Cámara y en el Senado, sin embargo al momento de tomar las decisiones importantes para aprobar las leyes, nos tropezamos con que hay una legislación al interior del Congreso, que en muchas de sus partes es obsoleta.

Quisiera preguntarles si ¿ustedes como partido no de mayoría, sino como el partido que tiene un mayor número de diputados y senadores en ambas Cámaras, impulsarán la reforma o una nueva Ley Orgánica del Congreso para darle viabilidad precisamente a estas decisiones que ustedes están impulsando?

La segunda pregunta es, finalmente hay beligerancia en algunos sectores de la derecha y de la izquierda, y hasta del centro, con lo que está pasando con el proceso postelectoral, ¿ustedes están por llamar a un pacto de unidad nacional, a un acuerdo de unidad nacional, como se llame, para poder emprender este camino? Porque finalmente hay sectores que no dejan de ver a un PRI, y hay que reconocerlo, autoritario.

¿Qué va a pasar con esta circunstancia que ustedes tendrán que responder?

MFB.- Tienes toda la razón. El día de mañana, conforme la convocatoria que emitió el Comité Ejecutivo Nacional del PRI, el grupo parlamentario del PRI, que es el grupo mayor en la Sexagésima Segunda Legislatura, habrá de discutir primero sus reglas internas, en su Reglamento para que se ordene su vida interior.

Y a partir de ello estamos obligados a discutir las reglas que permitirán la convivencia con los otros grupos parlamentarios.

Reconozco que no obstante las distintas modificaciones que ha sufrido la Ley Orgánica del Congreso de la Unión, todavía tiene viejos referentes de 1997, en el cual esta ley sufrió la gran transformación, porque fue la primera legislatura en donde un solo partido político, por sí mismo, no tuvo mayoría.

La vieja Gran Comisión que algunos de nosotros conocimos –no los reporteros y las reporteras más jóvenes que son todos los que están aquí incluidos–, dejó de tener vigencia y entonces surgió una Junta de Coordinación Política, con voto ponderado, para la búsqueda de los acuerdos entre los que juntos eran más que voz.

De ese día, del primero de septiembre de 1997 a este primero de septiembre del 2012, mucha agua ha corrido abajo del puente, de tal suerte que una de las tareas que habremos de acometer, es buscar acuerdos con los demás partidos políticos, para fijar las nuevas reglas que nos ayuden a alcanzar las reformas que todos requerimos.

Si hay una legislación, sobre todo interior, que no nos permita acercarnos a estos acuerdos, habrá que modificarlos y sobre todo actualizarlos para buscar la modernidad, que eso es lo que cuenta.  No cuenta lo viejo o lo nuevo, sino lo moderno, aquello que funcione hoy en día.

Esto traducido al complejo estado de cosas que deja la pasada elección, con una beligerancia que aparece sobre todo en algunas facciones dentro de algunos partidos políticos, se hace más obligado tener un compromiso con las nuevas formas de relacionarnos en la pluralidad para construir los consensos y los acuerdos que nos permitan transformar el país.

Reconozco que es necesario revisarnos primero hacia dentro, para poder generar las leyes que van a regir a todos los de afuera.

Recordando, a propósito ahora de los juegos olímpicos, es que yo lo traduciría en el tema de la política: es que no hay juego sin reglas, la legalidad trae legitimidad, ir en sentido contrario a ello es acercarnos a la anarquía.

Muchas gracias.

—000—