Celebramos un año más de esta institución como instrumento de difusión de la actividad parlamentaria

Palabras del Senador Manlio Fabio Beltrones R., Presidente de la Cámara de Senadores y Coordinador del Grupo Parlamentario del PRI, en la ceremonia conmemorativa de los 13 Años de Historia del Canal del Congreso, celebrada en el Patio Central de Xicoténcatl.

Muy buenos días.

 

Quiero iniciar dándoles la más cordial de la bienvenida, a través del señor diputado Francisco Salazar Sáenz a todas y cada una de las diputadas y los diputados que hoy nos honran con su presencia aquí en el Senado de la República.

 

Al mismo tiempo reconocer  la presencia de la Presidenta de la Comisión Bicamaral del Canal del Congreso, como también del Presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado de la República y el Presidente del Instituto Belisario Domínguez.

 

Hago lo propio también con Leticia Salas Torres, quien ha sido una magnífica Directora General del Canal del Congreso, sobre todo en estas etapas de su necesario crecimiento.

 

Me dirijo a quienes son los ganadores del Concurso de Ensayo y a todos y cada uno de ustedes, señoras y señores.

 

Es un verdadero gusto estar aquí, en una ceremonia tan especial como ésta, en donde conmemoramos todos juntos el Décimo Tercer Aniversario del Canal del Congreso, y que –debemos identificar– marca –es importante decirlo–  un año más en la consolidación de esta institución como instrumento de difusión de la actividad parlamentaria y legislativa del Congreso de la Unión.

 

Recordemos que desde su fundación en marzo, de 1998, el Canal del Congreso ha sido un instrumento de comunicación esencial en el desarrollo de la vida democrática del país, todo ello porque ha significado un gran paso en la apertura de la vida institucional a la sociedad y ha dado una nueva dimensión comunicativa al Congreso de la Unión; nos ha acompañado en diversos momentos de trascendencia en la evolución democrática del país y de sus instituciones de representación popular.

 

Por ello hoy, tienen nuestro amplio reconocimiento en este aniversario, que nos permite a nosotros honrar a los trabajadores, técnicos, locutores, reporteros y directivos del Canal del Congreso, por esa labor que en forma cotidiana llevan a cabo, que se trasluce alrededor de un celo profesional que desempeñan en el fortalecimiento de la imagen del Congreso, como una institución que representa la pluralidad política y diversidad social del país y, por ello mismo, es uno de lo ejes de su gobernabilidad democrática.

 

Es verdaderamente un gusto el apreciar de qué manera el profesionalismo de todos y cada uno de quienes trabajan en el Canal del Congreso, han logrado identificar en la pluralidad la oportunidad de poder llevar a la sociedad las ideas de todos y cada uno de nosotros: los debates, las confrontaciones, pero sobre todo las soluciones a muchos de los problemas que hoy nos ocupan en la tarea legislativa.

 

Sabemos, sin embargo, que todos tenemos de actualizar las instituciones en forma constante y de acuerdo a las innovaciones tecnológicas de la sociedad de la información, así como de atender los criterios de transparencia que la sociedad exige en la conducción de los asuntos públicos.

 

En ambos casos el Canal del Congreso tiene una función social y política que desempeñar, sobre todo en la facilitación del acceso público a las labores de los legisladores y, en sentido recíproco, en la comunicación parlamentaria con los distintos grupos sociales y la ciudadanía.

 

Esta función de comunicación tiene un valor especialmente significativo ahora que se encuentran a debate en esta Cámara, iniciativas de orden calado, sobre todo de interés público.

 

Iniciativas como pudiesen ser una Reforma Política adicional a las que ya hemos llevado a cabo para atender en buena parte los reclamos de una sociedad que exige mayor participación y representación; una reforma hacendaria que, por otro lado, busca que todos los partidos políticos pongan sobre la mesa cada una de sus opciones y sus propuestas, reformas adicionales que pudieran llevarnos a actualizar nuestro régimen laboral y en donde la discusión será algo tan importante que nos permitirá llegar a conclusiones, sobre todo que busquen el beneficio del país.

 

Entre otros aspectos están discusiones importantes, como las que hoy alimentan en buena parte el debate público.

 

Quién no estaría pensando en modernización efectiva de un régimen presidencial, ante la pluralidad que hoy vivimos en el país y que debe reflejarse en mejores ejercicios gubernamentales a futuro.

 

También estamos atentos a ver cómo en el Congreso se desarrollan mejores fórmulas que permitan crecimiento económico, empleo y que sobre todo traten de atender las grandes diferencias sociales que se han generado en las últimas décadas, en donde la pobreza aparece como una de las asignaturas pendientes de cada una de nuestras acciones.

 

Todo ello, todo este debate, necesariamente tendrá que ser conocido y conducido por el Canal del Congreso en el futuro.

 

Amigas y amigos:

 

Estamos seguros que en la difusión pública de los debates parlamentarios en el Congreso y del trabajo de las comisiones legislativas y los programas de análisis y debate de los problemas nacionales, siempre encontraremos en el Canal del Congreso de la Unión un instrumento de comunicación objetiva, profesional y oportuna.

 

En la ruta de la transparencia y la garantía del derecho a la información pública, que con gran acierto han guiado la labor de nuestra televisión legislativa, estoy convencido que el Canal del Congreso está preparado y seguiremos apoyándolo para, muy pronto, hacer realidad su operación en señal abierta en la zona metropolitana del Valle de México. Esta es una decisión de senadores y diputados.

 

No podría ser admisible que sólo la señal abierta quede en manos de canales comerciales o algunos otros de interés público, cuando el interés mayor es que todos puedan tener acceso a la transparencia con la que debe llevarse a cabo el trabajo legislativo.

 

Por ello me permito reiterar el reconocimiento del Senado de la República a todas las fuerzas políticas representadas en el Congreso de la Unión, expresarles a ellos nuestro interés de seguir trabajando en este objetivo; y también hacer explícito nuestro reconocimiento a los técnicos y profesionales, a los directivos del Canal del Congreso de la Unión, que han convertido al mismo en un instrumento esencial de la vida parlamentaria y democrática de México.

 

Al mismo tiempo invito a los presentes a seguir atendiendo, viendo y escuchando con ánimo crítico la voz e imagen del Canal del Congreso de la Unión, para ayudarnos a lograr hacer más eficiente nuestra labor de representación y hacer aún más transparente la vida política del  país y de todos sus representantes.

 

Muchas gracias.

 

—000—