Buscaremos una agenda más ágil de septiembre a diciembre

Da click aquí para escuchar y descargar el audio de la entrevista al diputado Beltrones: http://beltron.es/ecx9i

Pregunta.- En otras legislaturas las reformas eran las que se pudieran. Ahora tiene la agenda tan cargada, que es ver en qué orden van a salir en extraordinarios y después en septiembre. Y en esas andamos, esperamos ver cuál es el orden al bate, tanto en la Cámara con ustedes los diputados, como los senadores, para que realmente se puedan concretar. ¿Qué me dice desde la Cámara de Diputados?

 

Respuesta.- La verdad es que en otras legislaturas –y miren que tengo experiencia en ellas– nunca habíamos tenido tanta acción y dinamismo como en la actual, sobre todo porque el gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto se ha propuesto negociar con las principales fuerzas políticas lo que le conviene a México y son reformas necesarias, más que estructurales, para que volvamos a crecer.

 

Y mediante el crecimiento tener empleo, que esto traiga ingresos, con ello recaudación y se haga un círculo virtuoso.

 

Ya tenemos varias reformas que hemos llevado a cabo en los últimos nueve meses; hace poco cumplimos también con un periodo extraordinario en Cámara de Diputados, para sacar temas pendientes.

 

Lo que queremos –tanto senadores como diputados y lo hemos platicado– es desahogar la agenda del próximo periodo ordinario de sesiones, porque de septiembre a noviembre obligadamente veremos el paquete económico, junto con una Reforma Hacendaria, que ya va avanzada en el planteamiento por parte del gobierno.

 

Entonces queremos hacer un periodo extraordinario de sesiones, o dos, o cuantos sean necesarios, para que esa agenda de septiembre, noviembre, diciembre, sea mucho más ágil.

 

P.- ¿Para que llegue lo más limpia posible en los pendientes?

 

R.- Sí porque en el periodo ordinario de septiembre a diciembre, tendremos que desahogar Ley de Ingresos, Presupuesto de Egresos de la Federación, adicionalmente una Reforma Energética como la que se ha planteado, de gran calado, y leyes secundarias en materia de Telecomunicaciones y Competencia, además de una Reforma Hacendaria que contiene una Reforma Fiscal.

 

No parece tan fácil que nos hagamos cargo de esto, pero es en beneficio de México…

 

P.- Y si usted le pregunta a los partidos políticos de oposición firmantes del Pacto por México, van a decir, “espérame, antes de esas la Reforma en materia electoral”.

 

R.- Sí, y yo digo: si es necesaria la Reforma Electoral, aunque no debería ser condicionante, vamos a sacarla.  Vamos a sacar todo lo que le convenga a México.

 

Si ellos dicen es requisito indispensable y es un quid pro quo, que tengamos una Reforma Electoral para poder tener una Reforma Energética,  entonces adelante, estamos dispuestos a negociar aunque sea en esas condiciones.

 

Pero para el periodo extraordinario de sesiones, que estamos viendo la posibilidad salga del 21, 22 y 23 de agosto…

 

P.- ¿Del 21 al 23, que sería el primero de estos extraordinario?

 

R.- Para nosotros en Cámara de Diputados ya sería el segundo; el primero para Cámara de Senadores.

 

P.- Los senadores decidieron que no, sería el primero para ellos, el segundo para ustedes.

 

R.- El segundo para nosotros y si hay uno adicional, sería el tercero para nosotros y el segundo para ellos.

 

Pero de este segundo periodo extraordinario para nosotros y primero para ellos, el Senado tendían que desahogar: deuda de Estados y Municipios; nuevas facultades de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, que son aquellas que antes tenía la Suprema Corte de Justicia de la Nación, respecto a investigar la violación a las garantías individuales; el tercero sería una Reforma Constitucional para homologar el Registro Público de la Propiedad y los Catastros en el país; y también el tema de la Comisión Nacional Anticorrupción.

 

Adicionalmente el Senado también tendría que revisar –porque es una obligación de la Reforma al Artículo 3o Constitucional– las leyes reglamentarias en materia de Servicio Profesional de Carrera, el de Evaluación en la Ley de Educación.

 

También un tema que es ineludible: el nombramiento de los nuevos comisionados del Ifetel y de la Cofeco.

 

P.- Hablando de ineludibles, para usted es el tema del consejero del IFE.

 

R.- Sí, nosotros tendríamos el consejero del IFE, que es un fallo del Tribunal  Electoral del Poder Judicial de la Federación, que nos obliga a verlo en el extraordinario. La Reforma Constitucional en materia de Autonomía del IFAI y también la Reforma Financiera tan importante que tenemos que desahogar.

 

Algo que se ha quedado pendiente desde la Reforma Constitucional que llevábamos a cabo en materia política en el Senado de la República en el 2011, que son Candidaturas Independientes, Iniciativa Popular y Consulta Popular; tres cartas ciudadanas que le dan fortaleza a los mexicanos más que a los partidos políticos y necesitamos leyes reglamentarias.

 

P.- Algo me acuerdo que les congelaron los diputado, usted estaba al frente de los senadores en ese entonces, cuando llega con los diputados, se fue a la congeladora ¿verdad?

 

R.- Sí, pero ya se revivió, ya lo hicimos Reforma Constitucional y ahora tenemos que ir a las reformas en las leyes secundarias. Y esas leyes secundarias –que queremos al igual que muchos otros mexicanos– les darían más poder a los ciudadanos que a los partidos políticos.

 

Insisto: Candidaturas Independientes de los partidos políticos para todos los puestos de elección popular, una Consulta Popular que es la veces del referéndum que se haría cada tres años en las elecciones federales, para que lo que no podamos resolver en las Cámaras –o los políticos– lo pongamos a sanción de la ciudadanía; y la última, una Iniciativa Popular que no nada más sea facultad de los legisladores o de las Cámaras locales o del Presidente de la República, tener derecho a iniciativa. Con esto rescatemos la fortaleza de los mexicanos.

 

P.- Estos serían los pendientes el resto del mes de agosto en dos extraordinarios adicionales

 

R.- En dos extraordinarios.

 

P.- Bueno, es mucho trabajo y además quedaría pendiente la eventual reforma política electoral que quieren los partidos políticos de oposición. Hay que buscarle espacio.

 

R.- Sí, podemos buscar electoral en el segundo, que nos acercara a esta tesis de transformar al IFE en un Instituto Nacional de Elecciones. Yo nada más quisiera que se garantizara que no estamos de ninguna manera regresando a un régimen centralista, sino que sigamos siendo un federalismo bien pactado.

 

P.- Y no dar bandazos que después de arrepientas los propios legisladores.

 

R.- Es correcto. Pero lo que sí podemos es darle más facultades al IFE para que ellos no nada más tengan el padrón electoral sino que organicen las elecciones para mejor garantía de los mexicanos, en cualquier entidad en donde ellos vivan.

 

P.- Y control de gastos y fiscalización, en fin una serie de factores.

 

R.- Sobre todo la fiscalización de los recursos que manejan los partidos políticos para transparentarlos.

 

P.- Y de esta manera ya llegarían con menos carga de trabajo a septiembre, cuando tienen que discutir –por supuesto– las leyes secundarias en materia de telecomunicaciones que son un gran pendiente y además el próximo miércoles según anunció el propio Presidente van a presentar ya la iniciativa en materia energética.

 

R.- Esa quedaría depositada en el Senado de la República como la iniciativa que presentó el Partido Acción Nacional, e iniciaríamos el debate alrededor de un acercamiento de posiciones hacia una reforma tan importante, tan necesaria, para regresarle el crecimiento al país.

 

P.- ¿Tiene que ser paralela la discusión fiscal a la discusión hacendaria? porque involucra a Pemex, sus ingresos y sus impuestos que pagan, tienen que ir un poco de la mano ¿no?

 

R.-  O antes la petrolera, porque eso nos ayudaría a planear muy bien la Reforma Fiscal. Tienen que ir de la mano o antes la reforma energética.

 

P.- ¿Qué posibilidades le ve a esto que está por venir en los próximos meses con respecto a otros momentos del Congreso? ¿Realmente está usted entusiasmado de que ahora sí puede haber cambios que sean  de gran calado, que  sean profundos, o hay la posibilidad de que nos volvamos atorar? Porque finalmente ya nos ha pasado en otras ocasiones.

 

R.- Confío mucho que los partidos políticos y sus dirigentes, con enorme madurez coincidan que es la hora de reformas en México, que no hay otro camino que podamos recorrer para recuperar el crecimiento y vencer la pobreza y el desempleo que se tiene el país.

 

Y que estos periodos extraordinarios se hacen para votar más que para discutir, sean el final de una jornada de discusión que llevemos a cabo en las comisiones respectivas que dictaminarías y solamente pasaría al Pleno para ser votadas.

 

P.- ¿Cuánto tiempo le van a dedicar a la glosa, al informe, esta parte que siempre se da en setiembre?

 

R.- Sería a partir del 1 de septiembre que se presenta el informe del Presidente de la República, le dedicaríamos una semana a la  misma y después pasaríamos a lo que son las comparecencias de los funcionarios públicos, y si no son satisfactorias tenemos todavía el recurso de la Pregunta Parlamentaria que contestaría el Ejecutivo.

 

P.- ¿El día 8 ya reciben el paquete económico?

 

R.- Así es. Para el 8 deberíamos tener ya desahogada la glosa y seguir con las comparecencias de los funcionarios.

 

P.- ¿A partir de ahí a discutir los temas estructurales, además del paquete económico que eso sí ya no hay vuelta de hoja, tienen que discutirlo en los tiempos que están marcados?

 

R.- Es la oportunidad que tenemos en México de lograr un verdadero cambio y esto inicia con las actitudes de los actores políticos y partidarios.

 

Veo que alrededor del Pacto por México se ha hecho mucho, ahora tenemos que concretizarlo. Porque todo aquello que se plantea por más bueno que sea, si no se realiza, es como si no se tuviera.

 

P.- Y se discute ahí en el Congreso, no desde el Pacto por México luego el visto bueno el Congreso.

 

R.-  El Pacto ha sido un muy buen instrumento de acercamiento de voluntades, pero necesariamente el Congreso tiene que discutirlo y votarlo.

 

P.- Vaya semestre ¿no?

 

R.-  Sí, va a ser pesado pero para todos a los que nos gustan las transformaciones, estamos emocionados.

 

P.-  Muy bien diputado, gracias por la plática.

 

R.-  Gracias a ustedes Enrique, buen día.

 

—000—