Aprobamos reformas que sirvan para crecer económicamente

Muy buenos días a todas y todos ustedes.

Agradezco enormemente esta invitación que me ha hecho el Jefe de Gobierno del Distrito Federal, doctor Miguel Ángel Mancera, para estar en esta charla-ceremonia del 1 de mayo.

Entendería bien que la invitación viene muy de la mano del trabajo que en la Cámara de Diputados hemos desarrollado en los últimos años y en donde aparece este tema señero, en donde ha participado directamente el Jefe de Gobierno buscando la desindexación del salario. Vamos, una política de salario mínimo renovada.

Por ello saludo al presidente de la Cámara de Diputados, mi amigo Julio César Moreno, y también hago lo propio con el coordinador del Grupo Parlamentario del PRD en la Cámara de Diputados, Miguel Alonso Raya, así como al presidente de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal.

Amigas y amigos sindicalistas, amigas y amigos del sector empresarial:

En estos tres años –y ahí es en donde yo quisiera acomodar la propuesta del Jefe de Gobierno del Distrito Federal, que en honor a la verdad, también tengo que decir, la acompañaron distintas propuestas de otros interesados en el tema, entre ellos el mismo Presidente Enrique Peña Nieto–, se analizó para que pudiera ser una de las partes más importantes del diseño de las reformas que hemos venido aprobando en los últimos años.

Porque el eje central de todas y cada una de las reformas es: que sirva para crecer económicamente y con el crecimiento generar empleo mejor remunerado para los trabajadores y con ello combatir la desigualdad y la pobreza.

Si no cumple con esos requisitos no era  importante aprobar una reforma. Más reformas para seguir igual en la mediocridad del crecimiento, que es lo que nos ha traído mayores problemas.

No se trata simplemente de dar el respeto obligado a los trabajadores y a sus sindicatos; el garantizarles sus derechos, sino volver a crecer económicamente, generar empleo bien remunerado y con ello disminuir la desigualdad. Ese es el gran reto.

Es el reto que viene incluido en la propuesta de la desindexación que la Cámara de Diputados ya aprobó.

Las reforma como la de Educación son para generar mejor empleo y competitividad, porque creemos que si algo verdaderamente hace que tengamos salarios mejor pagados, es tener una capacitación y una educación.

Si algo ayuda a que tengamos mejor crecimiento, es acabar con los monopolios y generar mayor competencia; si algo nos resuelve todas estas trabas que tenemos para el crecimiento, es una reforma en Telecomunicaciones en donde existan más jugadores, y al tener más jugadores, tengamos menores precios de los servicios que pagamos en Telecomunicaciones.

Si algo nos resuelve el tema de tener energía más barata en cantidades suficientes y calidad recomendable, es la generación de empleo porque nos hace más competitivos.

Recordemos que en el Siglo pasado, el mejor término de competitividad que se había encontrado era el salario bajo. Si había salarios bajos en el país, podía haber inversiones –decían todos– que vinieran del mundo entero o las nuestras propias.

Hoy lo que da competitividad e invita a la inversión, con lo que se genera empleo y trae el crecimiento, es tener energía barata y a disposición para todos aquellos que inviertan.

En fin, lo que hemos intentado hacer en la Cámara de Diputados, es hacer reformas para crecer, generar empleo y con esto crecimiento económico, para combatir la desigualdad.

Saludo enormemente la disposición siempre presente del Jefe de Gobierno del Distrito Federal en estas tareas que nos hemos impuesto en la Cámara de Diputados. Su presencia, junto con la de Patricia Mercado y la de Salomón Chertorivski en la Cámara de Diputados, nos ayudó y mucho, para poder dictaminar las iniciativas que ahí se encontraban presentadas, una de ellas firmada por el Partido de la Revolución Democrática, así como otros varios partidos a solicitud del mismo Jefe de Gobierno para que ésta fuera efectiva y saludada por todos los grupos parlamentarios.

Estoy convencido que en el Senado habrán de hacer su trabajo. Debieron haberlo hecho ayer, pero estoy seguro que tendrá la aceptación generalizada para tener una nueva política salarial distinta a la que hemos conocido, en base a la desindexación.

Muchas gracias.

—000—