11-06-2015

Al ejercer el voto fortalecemos la democracia

Muy buenos días a todos:

Estoy seguro que ustedes y yo nos congratulamos por igual tras el ejercicio democrático que nos tocó vivir el pasado domingo 7 de junio.

Una vez más –hay que decirlo– vimos civismo ciudadano y los mexicanos dejamos claro nuestra inquebrantable voluntad de vivir en paz y ejercer nuestro derecho al sufragio para elegir a quienes nos representan y gobiernan.

Así, gracias a la participación de cientos de hombres y mujeres que trabajaron en la organización de los comicios y a los miles de ciudadanos que el día de la elección fungieron como funcionarios de casilla y contaron los votos, vivimos una jornada ejemplar, en su mayoría, que se caracterizó por la afluencia de votantes .

No hay que olvidar nunca que en ese sencillo pero significativo acto ciudadano que es el voto, se funda nuestro sistema político y, al ejercerlo, fortalecemos la gobernabilidad democrática y nuestras instituciones.

El Instituto Nacional Electoral se consolidó como un órgano de Estado confiable e imparcial. El gobierno federal cumplió su responsabilidad de apoyar a las autoridades electorales y usó la fuerza pública de manera prudente y eficaz para brindar seguridad y confianza.

Ahora, merced a la Reforma Política que aprobamos en la presente Legislatura, por primera vez hubo candidatos independientes que participaron con éxito –algunos de ellos– en la justa electoral, de tal manera que logramos se fortaleciera la pluralidad política. La alternancia en los gobiernos ya es parte de nuestra normalidad democrática.

A diferencia de elecciones anteriores, hoy las inconformidades han disminuido drásticamente y las que pudieran darse tienen vías institucionales de solución, ya que existen medios de impugnación y formas de resolver cualquier diferendo postelectoral.

El PRI –mi partido– refrendó su mayoría en la Cámara de Diputados junto con su aliados, nuestros candidatos en Sonora y Guerrero recuperaron entidades gobernadas por otros partidos, y se ratificaron triunfos en Campeche, Colima y San Luis Potosí, además de que, después de muchos años, ganamos tres delegaciones políticas en el Distrito Federal.

Ello en su conjunto habla de un partido vivo, pero que debe seguir una ruta de una conformación que lo haga todavía más eficaz como partido y como partido al servicio de muchos ciudadanos.

Así, los resultados garantizan que la instrumentación de las reformas encabezadas por el presidente Enrique Peña Nieto continuarán con vigor en el segundo tramo de su gobierno, todo procurando que suceda en un marco de pluralidad y sano diálogo democrático con las otras fuerzas políticas.

Estas son buenas noticias para los mexicanos, ya que este nuevo ciclo democrático permitirá que, gracias a tu voto, las cosas buenas sigan sucediendo.

Muchas gracias y hasta pronto.

—000—