13-04-2016

La nueva forma de trabajar es que hoy, el decir es el hacer

 

Muy buenos días a todas, a todos ustedes.

Hoy el Comité Ejecutivo Nacional del PRI viene en pleno a Mexicali, al inicio de las campañas electorales, pero en especial le hemos puesto énfasis a esta ciudad capital porque tiene un múltiple propósito.

Primero, está lleno de amigas y amigos que comparten un mismo sueño, como bien lo platicaba hace un momento Chris López y Toño.

Segundo, porque es también aquí donde pusimos énfasis en hacer un gran trabajo que se distinga por la pluralidad en la conformación de la oferta política que nosotros le hacemos a los ciudadanos de Mexicali.

Y tercero, porque pudimos conformar en Mexicali, el mayor número de participantes, mujeres y jóvenes, en ir a las planillas tanto de presidente municipal como de diputados locales.

Creo que la inclusión de un grupo tan amplio de mujeres valiosas, de jóvenes emprendedores, de priistas, de Nueva Alianza, del Partido del Trabajo, del Partido Verde, y de un candidato ciudadano como Toño, aquí, en Mexicali, hacen una fórmula triunfadora.
Me preguntaba hace un momento un buen amigo en la mesa: ¿desde cuándo en el PRI –porque lo habíamos platicado en alguna otra ocasión, lo hemos hecho de manera reiterada– se han abierto las puertas para que se pueda postular candidatos ciudadanos? Esto fue desde hace escasos dos años y medio. Cambiamos los estatutos.

Pusimos un Programa de Acción en el cual nos viéramos todos identificados y, sobre todo, modernizar el tema ideológico –ustedes lo han visto–, y a partir de ello, entonces, a diferencia de otros partidos que dicen: no vamos aliados con nadie, no queremos saber de otras fuerzas; con aquellos no lo intentaríamos nunca, aunque le vaya bien a la población.

Nosotros dijimos: podemos buscar de entre los nuestros a los mejores, pero si hay uno mejor que los nuestros fuera y que merezca una oportunidad, con él es con quien queremos avanzar.

Y así lo estamos haciendo en los 12 estados de la República en donde tenemos candidatos a gobernador o presidentes municipales, invitando a la sociedad, a todos aquellos que de una u otra manera se han comprometido con su comunidad, a que sean candidatos del PRI o candidatos de una alianza amplia como la que se configuró aquí en Baja California, y en especial en Mexicali.

Por eso es que nos ven a todos juntos, unidos, con una oferta fresca, moderna, comprometida.

Lo que más me impactó hace un momento, al entrar a la ciudad, es ver el lema que Toño propuso como su figura simbólica de campaña –si es mucho el tiempo en el que ustedes lo han visto o lo han escuchado usar la palabra–, hoy dice que va de la palabra a los hechos. Y eso es lo que se quiere aquí en Mexicali, que se cumpla en buena parte el propósito de darle a Mexicali el lugar que merece, sobre todo de cumplirle a todos aquellos que están esperanzados en tener un Mexicali mejor.

Hoy todos los partidos políticos nos unimos en ese propósito y, estoy seguro, lo vamos a conseguir.

Venimos a Mexicali a decirles que la nueva forma de trabajar es que hoy, el decir es el hacer. Si decimos, hay que hacerlo, y si lo hacemos, estoy seguro que estaremos cumpliendo, y cumpliendo el propósito de darle a Mexicali y a Baja California una nueva luz de esperanza en buena parte de los proyectos que se han propuesto y que otros, o malos gobiernos, han pospuesto.

Queremos que el PRI y sus aliados le presenten una oferta fresca a la sociedad, en donde todos nos veamos incluidos. Difícilmente en un proceso de selección todos se consideran satisfechos, pero si vemos que están incluidos buena parte de los anhelos, de las luchas políticas, de los deseos de progresar y, sobre todo, creemos en quienes los puedan encabezar, estoy seguro que no nos vamos a equivocar.

Veo muchas caras amigas de Baja California, de Sonora y de muchas otras poblaciones que, estoy convencido, vinieron aquí a Baja California con los deseos también de progresar y de tener una mejor vida.

A todos ellos nos debemos, por todos ellos es que estamos, y así es como venimos haciéndolo en el resto de la República Mexicana. De todas las entidades que estamos visitando, recogemos los anhelos por salir adelante.

Vemos retos –siempre retos– por delante, muchas tareas, faenas que debemos de llevar a cabo, y por eso nos esmeramos en incluir, incluir e incluir, hasta tener a todos dentro de un mismo propósito.

Por eso ven ustedes rostros importantes, de aquellos liderazgos que conocen de tiempos nuevos y de atrás. Esos liderazgos de aquella época, y los intermedios, y los nuevos, son los que van a hacer el entreveramiento generacional, que permita que el PRI haga una propuesta, junto con sus aliados, que todos puedan votar.

Iniciar campaña en Mexicali, es uno de los puntos más importantes de lo que es el proyecto de país que nosotros hemos estado haciendo del conocimiento de la población en toda la República Mexicana.

Vivimos un 2016 en el cual debemos apoyar la plataforma que los partidos políticos habrán de hacer valer en los próximos dos años, hasta llegar al 2018.

Es importante que lo digamos de esa manera, por una razón: en los primeros tres años que se han vivido del gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, se tuvo es la audacia de hacer las grandes transformaciones que a México se le habían negado durante mucho tiempo.

Quienes participamos en la Cámara de Diputados o quienes lo han hecho desde el Senado de la República, saben de lo que estamos hablando.

Hace poco más de tres años nadie se imaginaba que al costo que fuera llevásemos a cabo la modernización del país, pocos veían que fuéramos capaces de hacer una reforma laboral que permitiera modernizar las relaciones entre el capital y el trabajo, y con eso facilitar en buena parte los métodos de contratación.

Sí, estuvimos trabajando a profundidad, hablamos con todos los liderazgos del sector obrero y del empresarial, vimos cómo avanzaba el mundo y porqué nosotros no, y lo hicimos en acuerdo. Aquí está Eligio, a quien saludo con enorme afecto y respeto, como director de uno de los medios de comunicación importantes en Baja California, pero sobre todo como líder sindical.

Esa reforma laboral que pocos pensaron que era posible, hoy le ha generado facilidad a la contratación y a la generación de empleo formal, eso es lo importante, lo que estamos buscando en este país.

Junto con ello pocos pensaron que fuéramos capaces de hacer una modificación en el tema de telecomunicaciones. Pocos se imaginaban que podíamos abrir el sistema de telecomunicaciones para beneficio de la población.

Pero cuando abrimos el sistema de telecomunicaciones es cuando ustedes empezaron a ver la diferencia también en la competencia, a muchos –quizá– les parece común y corriente, normal, el tener servicios telefónicos más baratos, que no se les cobren las llamadas de larga distancia, que muchos de los servicios que ustedes no contrataban se los cobraban y aparecían en el recibo de su empresa telefónica, que buena parte de la portabilidad de los números telefónicos que no existía, hoy la tengan a su disposición. Y muchas otras cosas más que ustedes conocen.

Cuántas veces no viajaron hacia el interior de la República o hacia el exterior, cargaban su teléfono con una cantidad de tres mil pesos, cuatro mil pesos, que les duraba nada por el alto costo del servicio telefónico. La Reforma en Telecomunicaciones, a lo mejor no les gustó a algunos, pero benefició a la gran mayoría de la población.

También pocos se imaginaban que podíamos hacer una reforma en materia de educación, en donde solamente acomodáramos bien las piezas: que los maestros se dediquen a enseñar y que la parte administrativa quede de lado de la administración pública, pero que existan garantías y seguridad para los maestros, que son realmente la base y sustento de la educación de nuestro país, y a quienes les tenemos el mayor de los respetos. Y que, adicionalmente, existan también ventajas para que, si ellos van hacia adelante, progresando, en ese momento también reciban más beneficios.

Pero, ¿por qué estas partes, como la reforma en materia de competencia?, ¿por qué las partes de la reforma en juicios orales?, ¿por qué la de energía, que nos ha permitido –no obstante que el precio del petróleo ha caído a menos de 30 dólares, ahora un poco recuperado– seguir con tasas de crecimiento del 2.5, a diferencia del mundo o de buena parte de los países del hemisferio americano, desde Anchorage hasta Tierra del Fuego?

¿Por qué hacer esas reformas? –y ahorita quiero concluir con lo que estamos haciendo aquí en Baja California–, porque todo lo que sirva para generar crecimiento, y un crecimiento económico sirva para generar empleo, y un empleo sirva para darle mayor bienestar a las familias, que suene en el bolsillo, que le permita mejorar su calidad de vida, son buenas reformas.

Y es por eso que las asumimos buena parte de los partidos políticos que estamos aliados, las hicimos nuestras y hoy están en el horizonte viendo cómo se traducen en hechos, como bien lo decía Toño Magaña hace un momento: de la palabra a los hechos, cómo se traduce todo esto.

Lo que hicimos en esos años, tenemos que consolidarlo en los próximos años, y para eso necesitamos buenos gobiernos, buenos gobiernos en las distintas capas de la gobernabilidad, en la Cámara de Diputados, por eso hay candidatas y candidatos a diputados locales de distintos perfiles, para consolidar los buenos gobiernos.

Candidatos a presidentes municipales, candidatos a gobernadores, porque si creemos en un proyecto de país que aspire a generar crecimiento, empleo y con eso disminuir las diferencias entre nosotros, vamos, la desigualdad en México y la pobreza, tenemos que ser consecuentes en la lucha política, y esta es una lucha política por un espacio en donde se deba de dignificar la vida de los habitantes de Mexicali. Eso es a lo que se refiere esta campaña, de eso se trata esta campaña. Se trata de sumar más espacios a la mejor gobernabilidad y a los mejores gobiernos.

Hoy, aquí, en Mexicali lo que se ha construido es una gran alianza para beneficio de Mexicali, y de eso se tratan las elecciones, y las elecciones ustedes las van a hacer.

Lo que resulte del 5 de junio será la voluntad de ustedes, de priistas, de petistas, de panalistas, del Partido Verde, de la sociedad en su conjunto para poder transformar a Mexicali y darle una nueva opción y oportunidad a esta ciudad capital de Baja California.

Por eso estamos aquí, porque nos declaramos listos para ganar el 5 de junio, porque nos sentimos mejor preparados que cualquier otra instancia de carácter político, porque sabemos que tenemos a las mejores y a los mejores con nosotros, porque hemos hecho de la pluralidad y la inclusión la mejor oferta para Mexicali. Por eso es que quisimos venir a Mexicali.

Hoy nos sentimos contentos con nuestros amigos empresarios, con nuestros amigos de los medios de comunicación, con nuestros líderes de los distintos sectores, tanto campesinos, obreros, como del sector popular, con nuestras líderes de las colonias, con los líderes de las secciones, con aquellos que creen en un proyecto.

Y venimos a decirles que sí, en el Comité Ejecutivo Nacional nos declaramos listos, y a ustedes los vemos listos para ganar el próximo 5 de junio. Es por eso que venimos a Mexicali a decir: vamos a ganar y vamos a ganar con Toño Magaña, y vamos a ganar en todos los espacios que tengamos de competencia en Baja California.

Y que viva Baja California, se los dice alguien de Sonora.